/Crónicas///

Crónica: Baroness - Bilbao (18/04/2008)

18/04/2008, Bilbao
8.3
John Dyer Baizley, Allen Blickle, Pete Adams, Summer Welch
9
El Balcón de La Lola, Completo
Precio: 12/15 €

http://feiticeira.org/drupal

Hay veces que no son las capitales las que se llevan los conciertos. Era el caso de la esperada visita española de Baroness, cuya fecha inicialmente prevista para Madrid fue "robada" por un festival de Europa del Este. Así pues, dos días después de tocar en Barcelona la banda regresaba de allí para hacerlo en Bilbao. El atractivo del cartel se redondeaba por los teloneros, Antigua&Barbuda, que debían ratificar las buenas sensaciones apuntadas en su debut con su primer largo, "Try Future" que venían a presentar recién salido del horno.

Y así lo demostraron en canciones sobre las cuales sobrevolaba un humo gris, que ennegrecía su a priori colorista rock progresivo con ambientes más asfixiantes y recargados que eran alternados con espacios para las atmósferas de sintetizadores. Curiosos los sintetizadores y muy curiosa una voz, la de Germán que hacía temer, pero dio la talla medianamente bien en directo. Pero sin duda alguna el instrumento que destaca mucho más en directo es la batería, ya no tan sólo por la omnipresencia de su sonido, con la mayor culpa de esos ambientes histéricos y apocalípticos, sino por la maestría de su encargado, Guillermo que aunque tal vez sea pronto para estimarlo, se reveló con sus movimientos hipersónicos como uno de los mejores baterías de nuestra escena.

Desgranaron así sin más pega que algún pequeño problema técnico un repertorio oscuro, también por el desconocimiento de la audiencia, con excepción de los dos temas a los que recurrieron del EP ("Disaster" y "Freud Vs.Pippeline") y los dos que anticipaba su myspace del nuevo disco, la propia "Try Future" y "Embers". En los cuatro pudimos comprobar como cumplen recreando una maraña de sonido nada simple. En definitiva, cuando paran de tocar tiene uno la sensación de que se ha creado el silencio y desde luego dejaron el pabellón muy alto incluso para unos Baroness.

Pero por fortuna los de Savannah contaban con sus propias armas. La primera un cancionero progresivo que los fans conocen al dedillo, cada quiebro sonoro, cada pirueta, cada aparición vocal potenciando la sensación de himno... La segunda y también vital la presencia de uno de los hombres del renacimiento del rock-metal contemporáneo, John Baizley, cantante y guitarrista de la banda, famoso también por su faceta de ilustrador y portadista. Físicamente su cara de redneck desquiciado era digna de ver, poniendo los ojos en órbita y a los riffs cumplió sobradamente. Pero para ser justos en su faceta de vocalista no estuvo a la altura, algo dificilmente perdonable cuando la voz en Baroness no es además muy predominante. Además está en esos momentos ayudado por el segundo guitarrista. No sabemos si no le subieron el micro, no se colocaba correctamente del todo o eran cosas del cansancio de la gira.

Como era de esperar cayeron mayormente temas de un Red Album interpretado en casi su totalidad. Así cayeron The Birthing, Red Sky, Grad o Isak sin olvidar dos de los momentos más álgidos, la apertura del disco que supone Rays on Pinion y la espiral progresiva con estribillo coreable que es el single Wanderlust y que funciona a las mil maravillas en directo levantando a sus hordas. Si que nos obsequiaron en cambio con al menos un par de temas nuevos que previsiblemente incluyan en su disco a editar este año, sobre los que es pronto para dictar sentencia. Sonaron bien, mostrando un afán por no estancarse y una de ellas llegó a parecer un acercamiento a sus más melódicos y concretos colegas Torche.

Una vez finalizado el concierto, la peregrinación al puesto de merch era casi obligada y más de uno salimos de allí uniformados con los diseños del amigo Baizley, cuando no con una lámina y disco. Antigua & Barbuda tampoco iban mal en cuanto a variedad de camisetas resultonas, con lo que queda claro que el aspecto visual del metal a día de hoy ha evolucionado, pero no se ha extinguido ni mucho menos.



PUBLICIDAD