/Crónicas///

Crónica: Beck - Madrid (09/07/2008)

09/07/2008, Madrid
7.5
Beck Hansen, Brian Lebarton, Jessica Dobson, Bram Inscore y Scott McPherson
8
La Riviera, Casi lleno
Precio: 35 €

Estilo: indie|rock

Devil's Haircut
Loser
Nausea
The New Pollution
Girl
Timebomb
Sexx Laws
Tropicalia
Orphans
Minus
Gamma Ray
Modern Guilt
Soul Of A Man
Think I'm In Love
Youthless
Orphans
Replica
Everybody's Gotta Learn Sometimes
Lost Cause
Black Tambourine
Chemtrails

BIS
Profanity Prayers
Mixed Bizness
Where It's At
E-Pro

Beck siempre se muestra infalible por sus múltiples visitas a España y para un servidor siguió saliendo victorioso, aunque para muchos este único concierto de presentación de "Modern Guilt" en España fue muy decepcionante.

A decir verdad, el ambiente era extraño y lejos de ser una verdadera olla a presión por ver el único paso de Beck por España (¡y en sala!) la cosa estaba muy fría. Esto lo sufrieron aún mas seriamente los teloneros de la noche, Tulsa. La banda de Subterfuge curiosamente tuvo hasta mejor sonido que el propio Beck, pero su vena intimista no llegó a cuajar del todo con un público que al parecer tenía mas ganas de diversión que otra cosa.

Esos que critican negativamente la labor del norteamericano en su actuación madrileña, probablemente lo hacen por semejante motivo. Beck, cambiante como siempre, opta en este nuevo periodo por disfrazarse del Beck del "Mellow Gold" (estilísticamente hablando) y dedicarse a hacer una actuación estática y pensada para las guitarras. Para ello "Devil's Haircut" y "Loser" pudieron ser el inicio perfecto, pero sin embargo fue mas dos de sus mejores piezas tiradas por la basura en un inicio carente de ritmo y pasión.

En seguida, retomo el asunto con buenas versiones de "Nausea", "Girl" y sobre todo con "Timebomb" y "The New Pollution". Todas nos mostraron la mejor cara del Beck mas parado, con un evidente problema de sonido en la sala (acoples cada dos temas). Por el otro lado se atrevió con un "Sexx Laws" muy desnudo que cautivó a todos, con un "Minus" de volumen brutal y con una inesperada "Tropicalia" eléctrica.

Entonces llegaron los primeros avisos de "Modern Guilt". Primero "Orphans" luego "Gamma Ray" y la propia "Modern Guilt" sonaron increíblemente bien en su faceta mas eléctrica que electrónica. La cosa seguía pintando muy bien (acoples aparte). El resto de temas de este nuevo disco fueron todos incluidos en la parte final del concierto, que terminó precisamente con "Chemtrails", mientras por el camino tuvimos resultonas versiones de "Think I'm In Love" y "Everybody's Gotta Learn Sometimes", otras mas cuidadas como la versión medio-psicodélica de "Lost Cause" y la siempre divertida "Black Tambourine".

La banda, que apenas llevaba como seis conciertos había sido mucho mas resolutiva de lo que se podía esperar. A decir verdad, el rollo que Beck quiere dar a esta gira sólo se entiende con músicos tan sorprendentes como la guitarrista Jessica Dobson que se erigió como la perfecta sombra de Beck junto al ya habitual Brian Lebarton. En el Bajo, Bram Inscore estuvo algo menos certero como le ocurrió en ciertos bloques al batería del combo Scott McPherson.

Los bises nos hicieron salir del largo tedio de temas nuevos, que aunque pasados por la trituradora eléctrica sonaban la mar de bien, fueron demasiados seguidos. "Profanity Prayers" fue la primera del set en una de las mejores interpretaciones de "Modern Guilt" para rematar con sendas piezas clave del repertorio de Beck: La inesperada "Mixed Bizness" con Brian haciendo de su teclado una sección de vientos improvisada y un "Where It's At" que nos mostró a un Beck mas tradicionalmente comunicativo. El final con "E-Pro" puso a todo el mundo a saltar, en un concierto del siempre sorprendente (para bien y para mal) Beck, que se marchó con 25 canciones interpretadas y con un calor sofocante.



PUBLICIDAD