/Crónicas///

Crónica: Betunizer - Madrid (21/09/2012)

21/09/2012, Madrid
8.3
Jose Guerrero, Pablo Peiró y Marcos Junquera
8
Nasti, Casi lleno
Precio: 8 euros

http://feiticeira.org/

Nuestros queridos Betunizer regresaban a suelo madrileño tras sus exitosos pasos previos, ya no sólo por un recibimiento cada vez más celebrado de su segundo disco "Boogalizer" sino por un directo en el que muestran sus mayores virtudes. Como apertura estuvieron Desguace Beni, el dúo compuesto por dos grandes de la escena doom/sludge como son Iñaki de Moho y Diana de Reznik, algo demasiado calmado y lento como para luchar con el trío valenciano que después volvió a triunfar.

Da igual lo mucho que nos haya gustado su trabajo en estudio, porque Betunizer en directo es algo digno de ser vivido en plena cara. Es de justicia hablar (y quejarse) de que su repertorio actual se deja demasiadas canciones de su genial obra debut "Quien nace para morir ahorcado nunca morirá ahogado" sobre todo en lo que a hits se refiere ("Nada/Loco" o "Derroche de Simpatía" quizás los casos más claros), con apenas presencia de canciones tan coreadas como "El Pantano del Ardor" . El repaso a "Boogalizer" fue mucho más completo y ciertamente aporta mucho más ritmo y momentos sexys (las letras al menos son evocadoras) al repertorio con temas como "Carne y Diablo" o "Silver Agers", aparte de los también celebrados y cantados semihits que son "Imagina que matas a Jota", "El rejoneador del frac" o el nivelazo de homenaje al alero "Cedric Ceballos".

Pero ante todo la experiencia de Betunizer en vivo es mucho más que las muchas canciones que tienen, de esos estribillos tan peculiarmente guarros y pegadizos o de un ritmo cada vez más electrizante, pues son ya una banda que ha encontrado un sonido tan propio que no nos sorprendería que triunfasen en la gira europea que comenzaban esa noche en Madrid. Es una verdadera barbaridad el ver como Pablo toca sus líneas de bajo, mientras al lado Marcos aporrea su batería con ritmos tan sencillos en apariencia como complejos en su ejecución. El uso de este último del cencerro es cada día más importante, en otra especie de seña de identidad que los hace únicos. Y las guitarras cortantes y sencillas de Jose encajan, sobre todo con una voz y letras ya tan peculiares que todos las hacemos nuestras en muy poco tiempo.

A tenor de los tres o cuatro temas que presentaron, parece que Betunizer seguirá por ese camino algo más rítmico y melódico de "Boogalizer" en su nuevo disco. Lo que está claro es que verlos en vivo seguirá siendo una experiencia de contundencia, técnica y buen rollo, así que estaremos allí para la próxima.



PUBLICIDAD