/Crónicas///

Crónica: Danko Jones - Madrid (19/04/2008)

19/04/2008, Madrid
7.5
Danko Jones, John Calabrese, Dan Cornelius
8
sala Live, Completo
Precio: 24 €

Estilo: rock n roll

Die Mannequin, se mostraron como unos teloneros ejemplares, Cuando llegué a la Sala Live (a la hora que marcaba la entrada), Die Mannequin ya estaban dándolo todo a los cuatro gatos, que poblaban la sala. Esta banda me quedará como ejemplo de que un concierto de música, no es sólo música. También es espectáculo. Canciones simplonas y con un repertorio muy limitado, no fueron óbice para que los pocos que estábamos en la sala lo fliparamos. Inmesa actitud de su cantante-guitarrista con mejor voz que en disco, y sobre todo lo dicho, sabiendo dar espectáculo. La chica con su minishorts, no se cortó en bajar a bailar entre el público, desaparecer del escenario, para aparecer en la otra punta de la sala subida en la barra del bar, pegarse unas carreras entre el público, intercambiar su puesto con el batería (más mal que bien, la verdad), e interpretarnos una parte ruido-musical que nos dejo como mínimo perplejos. Derroche de actitud, que sirvió para calentar el ambiente, por no hablar de los movimientos provocatiovs con el minishort. Lo dicho, los teloneros ideales.

Algo ha cambiado en Danko Jones. "Never too loud", no hacer excesiva justicia a su nombre. Si bien puede escucharse en otras tesituras a Danko, la bajada de decibelio y de revoluciones en los parámetros musicales de la banda han sido palpables. Es disco en su conjunto, para los que estábamos acostumbrados, al sonido "riff after riff" de la banda, decepciona. Quedaba ver como resultarían los nuevos temas en directo. Además Danko se ha relajado encima de un escenario. Siguen sus discursos "WWF", pero sus clásicos movimientos de cabeza se lo dejo en el armario en Madrid, y su kilométrica lengua, en la boca. Pero afortunadamente en todo lo demás Danko Jones, siguen siendo él mismo, y el público de las primeras filas estábamos por ayudar al concierto.

El mismo se abrió con el adelanto del "Never Too Loud", "Code of the road", y se cerró en los bises con "I'm Aloud and on fire". Entre medias los temas del último disco se mezclaron con clásicos de los primeros cuatro álbumes. Si bien es verdad que los temas del último disco aportan variedad al conjunto, permitiendo a Danko usar otros registros vocales (algún notorio gallo incluido), y por mucho que haga una megapresentación del tema que da título al disco, "Never Too Loud", los temas que más hicieron moverse al publico son temas como "Play the blues", "Cadillac, "Invisible", "Lovercall" o "First Date".

Los discursos de Danko fueron a lo típico: confrontación Madrid-Barcelona, preguntas sobre si Madrid era una "rock city"; sobre si preferíamos un puño en la cara o en el culo (alguno dijo que en el culo, por mal ingles, supongo); la hilarante referencia al cumpleaños del bajista y si alguien le iba a ayudar a perder la virginidad esa noche; críticas a la música disco y la clásica refrencia a los ídolos musicales de Danko, puño en alto, finalizada con James Brown.

No es excusa la herida del dedo, para la bajada de revoluciones, pero lo que también es verdad es que la banda sonó mejor que en Heineken, pero a lo que también ayudó el aforo más reducido de una sala Live llena. También es una pena el que tener que incluir temas como "Code of the road", "City streets", "Still in highschool" o "Take me home" del último albúm, hayan provocado la desaparición del set, de temazos como "Sugar chocolate" o "Mango kid", habituales en anteriores conciertos.

En definitiva, hora y veinte minutos de intensidad, algo menos intensa, finalizó con Danko en pose de cruz con una guitarra de cada mano y con problemas a la salida por lo estrecho de los pasillos y la mala ubicación del ropero. Danko Jones volvieron a dar otro gran concierto en Madrid Rock City, al menos por aquella noche.



PUBLICIDAD