/Crónicas///

Crónica: Disco Las Palmeras! - Madrid (17/11/2011)

17/11/2011, Madrid
6.8
Julian L. Goicoa, David Lorenzo y Diego Castro.
6
El Perro Club, Lleno
Precio: 8 euros

Hace un año que nos topábamos en Galicia con una gira de los madrileños Lüger que se ayudaban de sus colegas de Santiago de Compostela como teloneros. El hermanamiento quedó demostrado, tanto que ahora que volvían Disco Las Palmeras! a presentar "Nihil Obstat" a Madrid, Lüger se autoinvitaban como teloneros de verdadero lujo.

Aún así el concierto de Lüger no fue todo lo grandioso a lo que nos tenían acostumbrados, sobre todo por su corta duración, que nos dejo un cierta sensación a coitus interruptus. En cuanto al sonido tampoco es que tuvieran su mejor noche, con cierto colapso acústico entre todos los instrumentos pero la peor parte se la llevaron Disco Las Palmeras!. Los temas de "Concrete Light" siguen siendo una poderosa arma, con una destacada ejecución de una potente versión de "Shirokovsky Pallasite".

Ellos fueron los que llenaron El Perro, porque parece que cuentan ya con un público muy consciente de que un directo de Lüger es ya una experiencia digna de repetir. Un crecimiento que continúa y que no hace más que alegrarnos por lo merecido.

Otros que parece que van creciendo poco a poco son los chicos de Disco Las Palmeras! que con "Nihil Obstat" han presentado su sería candidatura a ser los escuderos de Triángulo de Amor Bizarro con ese mejunje de shoegaze y letras ingeniosas. Aunque, por otro lado, el concierto del otro día en Madrid nos trajo un grupo que hizo sus deberes bien pero que sufrieron un volumen excesivo en la voz que deslució mucho.

No es que su cantante hiciera mal su labor, pero si que la claridad con la que nos llegaba su voz, y sobre todo su volumen, no encajaba con su habitual sonido con reverb y con la voz luchando por sobrevivir. Evidentemente poco importa esto cuando suenan temas tan redondos como "La Casa Cuartel" y "A Los Indecisos".

Si a esto sumamos tener que lidiar con la difícil tarea de tocar detrás de unos grandes como Lüger, podemos decir que salieron airosos pero no tan bien como uno puede esperar al escuchar un álbum que estará fácilmente en multitudes de listas de lo mejor del año.



PUBLICIDAD