/Crónicas///

Crónica: Elektrozombies - Bilbao (04/09/2009)

04/09/2009, Bilbao
7.0
Marcela Z., Paola Z., Comegato
7
Gazte Lokala Deusto, Completo
Precio: Gratis
http://feiticeira.org/drupal

Nos reuníamos en el Gazte Lokala de Deusto para un nuevo concierto gratuito. Generalmente estos conciertos suelen ser con bandas locales, por lo que chocaba esta vez tener a los chilenos Elektrozombies, lo que siempre te da una idea de las bajas pretensiones económicas de una banda que cruza el charco para tocar gratis ante unas pocas decenas de personas en una ciudad como Bilbao.

Primero asistimos a unos minutos de experimentación sonora/ruidosa que nos dejaron patidifusos y mira que uno ya va viendo cosas muy raras. Micros deslizados por ventanas, sonidos acústicos salidos de guitarras rasgadas, acoples, etc. Cosas de la experimentación.

Tras esto teníamos a los asiduos Loan, uno de esos grupos que el aficionado a los conciertos de rock y metal en Bilbao está harto de ver pero que repite con gusto. El trío defiende como campeones sobre todo las más prolongadas y arrastradas composiciones de su segundo disco, "Hontziria", entre las que destacan temas como "Niagara" o "Lur Santua, Lur Odoltsua", los momentos con mayor presencia de la lentitud drone, que generalmente acaban agilizándose de forma épica. También apreciamos, cada vez más, que la atención en directo, hasta ahora muy marcada por la presencia del guitarrista, va derivando el el nuevo batería que por ello se revela como una fabulosa adquisición.

Finalmente Elektrozombies torturaron tímpanos con su "sonido de putrefacción" según propias palabras del cantante. Su mezcla de metal extremo con voces siempre guturales y hardcore veloz funcionaba bien aunque provocaba cambios de ritmo lento-rápido un tanto previsibles en casi cada canción. Otra curiosidad de la banda, que no debería serlo pero aún lo es, es que se presenta en formato trío, del cual dos son mujeres, difíciles de ver en grupos así de oscuros o ruidosos. Así pues, pese a ser un sonido bastante diferente al de los teloneros y pertenecer a una escena con muchas más raíces en los ochenta que en la actualidad, ofrecieron un buen concierto, con mención especial a una versión de Ratos de Porao que contó con el beneplácito del público.