/Crónicas///

Crónica: Festimad - Fuenlabrada (27/05/2005)

27/05/2005, Fuenlabrada
8.0
8
Parque La Cantueña, 25.000 personas aprox.
Precio: 65/90 € (abono)

Parecía difícil que la solera de un festival como el Festimad se pudiera ir al garete de una sola tacada, pero la organización del festival madrileño ha demostrado que no, ¡que todo es posible!

Si bien es cierto que un cambio de ubicación en un festival siempre suele generar incomodidades para el “festivalero”, con ello contábamos todos. Y La Cantueña como esa nueva ubicación tampoco pintaba muy bien precisamente. Además se añadía el hecho de que el festival no había recibido demasiadas ayudas para ubicarlo de nuevo. Pero como antes he dicho, se superaron todas las expectativas y se alcanzó la incomodidad absoluta en algunas horas del festival.

Menos mal que los grupos (a excepción de Marilyn Manson) estuvieron completamente a la altura. The Dillinger Escape Plan y Mastodon convencieron al gran publico el primer día y en el segundo paso lo mismo con la corta actuación de Fu Manchú y con la de Clutch y el resto de la “stoner panda”.

Paso a comentar, MI FESTIMAD:

Este año como me habían comentado había tarjetas magnéticas, pero en vez de dártela desde el principio, la tenias que pedir al día siguiente. Y para colmo, en vez de darte pulsera te ponían una absurda calcamonía que brillaba en la oscuridad. Empezábamos bien... A priori, era de noche ya, pues no parecía estar del todo mal. El sitio del camping era enorme y parecía que no se llenaría. Pero a eso de las 9 (imposible quedarse en la tienda, la solanera es tremenda) ya te das cuenta que no hay sombras (suerte de lona que compramos). Vimos que era evidente que el camping se iba a llenar con tanta gente llegando, y fuimos a ver la Zona de Conciertos. Tras aguantar una cola bastante grande para que nos den las tarjetitas (cola que tenias que aguantar cada vez que entrabas a la zona de Conciertos). Ya dentro, de impresión la zona de conciertos: un solar, sin un árbol, con 4 carpas con sombrita y unas piedras como mi cabeza por el suelo. Con este panorama, pase olímpicamente de ver grupos hasta Estirpe. Me molesto perderme a Muletrain (de los que vi algo a lo lejos), a Margarita y The Naives, pero el cuerpo lo ultimo que pedía era eso.

Los conciertos para nosotros empezaron a las 17:00 con Estirpe, en la carpa. A priori parecía que en la carpa estaríamos mejor, por aquello de la sombra: otra equivocación. La carpa hacia el efecto sauna, con lo que a los 5 minutos sudábamos como condenados. Menos mal que estuvieron muy bien Estirpe encima del escenario, repasando temas sobre todo del "Ciencia" y presentando nuevos. Especialmente bien sus dos temas mas “faithnomorianos”: "Mi Bella Condición" y "Hasta el Limite".

De allí a ver el final de Skizoo en el escenario AyGoLive.Net. Concierto que se me hizo bastante aburrido y no conseguí soportar ni mas de 10 minutos. Muy estáticos y pese al buen sonido, no me transmitían nada. Así que marchando a coger un poco de fuerzas a la tienda, para volver con The Dillinger Escape Plan a ese mismo escenario (Wednesday 13 no me gustan).

The Dillinger Escape Plan fueron sin duda uno de los triunfadores del festival. Aun recuerdo las caras de la gente cuando empezaron con "Panasonic Youth", con la pinta de grupo “poppie” que tenían todos con camisetas de colores vistosos. Coincidir con Caliban en la carpa no les ayudo, pero desde luego salieron victoriosos. Increíble concierto el suyo. Me gusto especialmente el set list, aunque no hubiera mas que una canción del EP con Patton, destacando el single "Setting Fire to Sleeping Giants" que no esperaba. El sonido tampoco les ayudo nada, pues son un grupo tan cercano al ruido puro y duro que en el momento que no gozan de sonido perfecto el concierto se empaña mucho. La carencia de buen sonido lo contrarrestaron con una energía inusitada, aporreando cada uno su instrumento mientras tocaban con un virtuosismo único. El cantante se subió por los altavoces, empujo a otro del grupo y hasta según se ha sabido después al bajista le dio un mareo por un dolor en el hombro que arrastraba. Conciertazo el suyo.

De allí rápidamente al escenario gemelo, Heineken. The Hives salieron puntuales a los 15 minutos de irse Dillinger. ¿Qué decir de un grupo que sale a las 19:45 con un calor increíble, enfundados en traje negro con pajarita y con un cantante pronunciando un castellano algo mas que humorístico? Pues que otro conciertazo. La gente bailo mucho y disfruto de su música, que hizo bailar hasta al mas siniestro de los allí presentes. Mención especial cuando su cantante presentó la canción “A Little More For Little You” como: “Un poquito mi para un poquito tu”. El set list fue variado pero se centro sobre todo en "Tyrannosaurus Hives" aunque quizás los mejores momentos del concierto fueron canciones ya mas antiguas como “Main Offender” o “A.K.A I-D-I-O-T”.

Turbonegro empezaron unos escasos minutos después de The Hives. Junto a The Dillinger Escape Plan y Mastodon, lo mas esperado del día para mi. Y a mi desde luego no me defraudo el concierto. Hubo algo mas de escasez en el publico, ya que coincidían en horario con Sick Of It All, pero aún así quedó claro en las primeras filas que en España se adora a Turbonegro y varias personas me comentaron que solo habían venido a Festimad por ellos y por The Hives. Empezaron como su nuevo disco: la misma introducción y el tremendo “All my friends are dead”. Siguieron como es costumbre con “Back To Dungaree High” y de ahí en adelante siguieron desgranando lo mejor de su carrera hasta llegar a un par de bises que terminaron con un inmejorable “I Got Erection”. Para mi gusto me parecieron lo mejor del día, de no ser por lo que se nos venia después: Mastodon.

En principio parecía que la idea de meter a Mastodon en la carpa era lo correcto, pues son un grupo para disfrutar en sala sin lugar a dudas. Pero visto el sonido, que fue lo que emborro el concierto, quizás no fue una idea del todo correcto. Empezaron con “Iron Tusk” y fueron tocando temas tanto de "Remission" como de "Leviathan", siendo el ultimo single de este disco, “Blood and Thunder”, el que mas sensación causo entre el publico, volviéndose completamente loco en las primeras filas. Pero sin duda alguna Mastodon no sólo se ganaron el premio al mejor concierto del día, también ganaron el de mejor momento del día gracias a su impresionante final de concierto que hicieron, cuando tocaron “The Bit” de The Melvins. Ahí si que enloquecieron verdaderamente una pequeña parte de los asistentes (entre ese grupo, me incluyo). Con ese broche final la gente salio mas que contenta.

Seguido a Mastodon y Nightwish, que tocaban a la vez, salieron a escena Slayer. La vuelta de Lombardo les ha dado la energía que habían perdido con el tiempo y desde luego dieron un concierto realmente interesante. El concierto lo vi desde lejos pero aun así se pudo apreciar el buen hacer del grupo y sobre todo que algunas canciones del grupo como las dos canciones finales, “South Of Heaven” y “Angel Of Death”, son verdaderas obras maestras.

Me acerque un poco por ver a Marilyn Manson, pues su calidad músical me parece realmente interesante, y la verdad esperaba que hiciera un concierto como poco correcto al nivel del de 2003 en El Soto. Pero me equivoque, a la tercera canción me senté a lo lejos. Era increíble el mal sonido que tuvo, el set list tan previsible que presento (¿3 versiones en un show de 14 canciones?, las mismas canciones de siempre, ¿qué paso con "Lunchbox"?) y una puesta en escena bastante pobre. Fue de todo lo que vi, al único que le pongo un CERO... Bueno, y a la organización.



PUBLICIDAD