/Crónicas///

Crónica: Kasabian - Barcelona (04/03/2007)

04/03/2007, Barcelona
8.0
Serge Pizzorno, Tom Meighan, Chris Edwards e Ian Matthews
8
Razzmatazz, Casi lleno
Precio: 20 €

Estilo: britpop|indie|pop

Shoot The Runner
Reason Is Treason
Sun/Rise/Light/Flies
Cut Off
By My Side
Me Plus One
Empire
Processed Beats
The Last Trip
The Doverman

BISES:
Apnoea
Club Foot
Stuntman
L.S.F

Aún sin considerarlos ni de lejos una de mis bandas preferidas, tengo que reconocer que la inmediatez de los hits de Kasabian tiene un no se qué bastante atractivo, y si a esto le sumamos un precio de 20 míseros euros, y que se pasan en tu ciudad en domingo, sin duda había que matar el gusanillo e ir a comprobar que tal se las arreglaban en directo.

Con un aforo a medio llenar salieron en escena los teloneros Black Daniel, que sinceramente excepto un par de canciones con algo de pegada, me parecieron un grupo musicalmente bastante pobre que iba a caballo en exceso de las melodías electrónicas pregrabadas y a los que sinceramente les sobraba un componente: el cantante, ya que la mayoría de las voces las ponía el guitarra y la única función que se le podía apreciar era la de bailar y compenetrar un poco con el personal.

Perfectamente puntuales se lanzaron Kasabian con Shoot the runner, uno de sus temas más efectivos que absorbieron al público de inmediato, para seguir encandilándonos con auténticos temones del rock bailable como Reason is Treason, Processed Beats, o la canción que da título a su último disco: Empire.

A pesar de que los efectos pregrabados los controlaba un operador anónimo desde su ordenador en un rinconcito del escenario, la imposición del directo forzó a la banda a efectuar un sonido más orgánico con guitarras y bajo, consiguiendo a mi parecer un acabado general mucho más atractivo que el que tienen en disco.

Cabe destacar las divertidas poses y la motivación que traía el cantante Tom Meighan, que contrastaban con el aire más frío y "británico" que mostraban los demás componentes. Buen detalle por su parte fue también ausentarse del escenario durante la interpretación de dos de sus canciones dónde no pone la voz y no habría hecho más que robarle protagonismo a los otros miembros de la banda (ya podría aprender el mediocre cantante de Black Daniel...)

Sin hacerle ascos a la bastante apreciable primera parte del concierto, en la tanda de los bises todo se volvió mucho más vibrante, con la canción más coreada de la noche: Club Foot, tanto por ser de las más conocidas como por su caña reforzada en directo; para terminar con otro de sus éxitos emitido por todo el planeta: L.S.F (Lost Souls Forever).

Resumiendo: salí muy satisfecho del concierto, esperaba una actuación normalilla y la verdad es que Kasabian se trabajan sus directos, en lo que me pareció sin duda una conversión muy buena de su sonido más "electrónico" en disco al estándar "rockero" de un concierto. Quizás sólo los residuales efectos pregrabados empañaron algo el resultado final, y no habría estado de mas tocar un setlist algo más extenso; aunque siendo justos, Kasabian convencieron de largo incluso al más escéptico... como un servidor.

por Josep


PUBLICIDAD