/Crónicas///

Crónica: Lek Mun - Madrid (29/02/2008)

29/02/2008, Madrid
8.0
Dani Gómez, Ander Condón, Francesc Llauradó, Laura Gómez, Edu martínez
8
Moby Dick, 1/3 corto
Precio: 8 €

Sailors
Mercy go road
Plans
Round Trip
Let the phone ring
Dark
Lone away
Finally over
Waiting & action
Historia de lo efímero
“Experimento”
My own weakness.

Mala fecha la elegida para el concierto y eso se reflejó en todo momento en la asistencia al concierto, porque, no en vano, en La Riviera, The Mars Volta, colgaban el cartel de “Sold Out” y era allí donde ese viernes se iba a centrar la atención del mundo alternativo y “gafapástico” madrileño.

Al acercarnos a la Sala Moby, nadie hubiera dicho que dentro iba a celebrarse un concierto. Según llegabas, comprabas la entrada y directamente entrabas a la sala, dónde prácticamente todo el mundo estaba a su bola, mientras Moscú empezaban a tocar. No era música desde luego para vivir intensamente, lo que sin duda le debió de venir bien a la sala para estrenar el incremento de precios de las Heineken a 5 euros. La voz y los teclados eran lo primordial, con un bajo-guitarra prácticamente testimoniales. Los aplausos de gente algo mayor (seguramente familiares) y el comentario de la cantante aseverando “sí, estoy embarazada de siete meses y medio”, quedan como anécdotas del concierto.

Con Lek Mun, desde el inicio se vivió un salto de calidad. La voz y la elegante presencia de Laura, desde el inicio con “Sailors” me fascinó. La Sala seguía a un tercio de su capacidad y la propia Laura nos tuvo que animar a que nos acercáramos al escenario y eliminásemos el “foso de cocodrilos”. En las partes altas de las canciones era cuando más lucía la voz, resonando en toda la sala y en mi pecho. Mención especial para un batería elegantísimo y las muestras de colegueo entre la banda y aquellos que les iban a permitir pasar la noche en su casa. El set estuvo íntegramente basado en su disco “Infra Leve”, tirando de “Dark” de su EP para completar e interpretando un tema nuevo con Laura acompañada sólo por los teclados. Quizás porque el tema todavía no estaba “mascado”, este punto fue el más bajo del concierto, junto que en “Waiting&Action”, no sonará la voz del chico.

Por otro lado el continuo murmullo del público y la mala actitud (otra vez), de un amplio sector de la Moby deslució ligeramente el evento. Afortunadamente la voz de Laura lograba imponerse sobre los maleducados. A nivel personal me quedo con la interpretación de “Let the phone ring” y con el final de “My own weakness” inteligentemente elegido para cerrar y con la curiosidad de haber escuchado por primera vez un xilófono en vivo.

Concierto en suma, de los que merece la pena asistir, aunque algo deslucido por la escasa entrada y la actitud de parte del público. Pero cuando logras superar en directo, en todos los aspectos, lo ofrecido en disco, sólo queda recomendar a los que no asistieron o no pudieron asistir, que no dejen pasar la oportunidad de volver a verlos en la Sala Siroco en Mayo. La actuación de Lek Mun en Moby Dick sólo cabe calificarla con comentarios positivos. Elegantes y preciosistas son dos de los adjetivos que se me vienen inmediatamente a la cabeza.



PUBLICIDAD