/Crónicas///

Crónica: M.I.A. - Madrid (06/12/2010)

06/12/2010, Madrid
9.1
8
La Riviera, Lleno (sólo planta baja)
Precio: 15 euros Movistar / 30 resto

The Message
World Town
Bucky Done Gun
Boyz
Galang
Teqkilla
Bamboo Banga
XR2
Lovalot
Meds and Feds
Story To Be Told

Born Free
Steppin' Up
Paper Planes

Amazon
Sunshowers (capella)
U.R.A.Q.T.
It Takes A Muscle
10 Dollar

Con la lluvia instalada en Madrid y con la multitud de gente que vino a pasar el puente, nos topamos con una sala La Riviera que no llegó a colgar el cartel de Sold Out, ni aún contando sólo con la parte baja de su aforo. Y eso que la promoción desde la conocida operadora telefónica que patrocinaba debió ser fuerte económicamente, y eso que llevábamos mucho tiempo detrás de ver a M.I.A.

Abrieron el evento los alemanes Schlachthofbronx, ante un público bastante escaso. Probablemente su propuesta habría sido más fácil de digerir en una hora más tardía, pero lidiaron con tesón y mucho ritmo una sesión de levantamiento global muy complicada. A veces se acercaban al dubstep más pintón y salían claramente victoriosos, pero otras tiraban de makina horrenda y parecían una broma de mal gusto. Ni si ni no.

Para cuando M.I.A. apareció en escena la sala ya se había llenado prácticamente en su aforo disponible (sólo la planta baja, repetimos), aunque a más de uno nos apeteciera salir por patas tras sufrir una introducción por parte de su DJ de más de 20 minutos.

El concierto a mi me pintaba mal por diversos factores, en un claro ejemplo de Rappel de pacotilla que se equivoca: los setlist de M.I.A. estaban siendo cortos y poco acertados a lo largo de toda esta gira; el ambiente aquella noche incluía a más a curiosos aprovechando el descuento que a verdaderos seguidores de la cantante; y, para cerrar, La Riviera mostró en esa sesión previa que los graves nos iban a taladrar los oídos todo el rato. Al final, podríamos decir que un setlist sin "Jimmy" o "Pull Up The People" es no rematar la faena de un repertorio bastante acertado; que el público no estuvo a la altura de soberbia entrega de la cantante inglesa y que el sonido de la sala era mejorable, pero para todo lo demás equivocado hasta la médula.

El inicio titubeante de "The Message" fue sólo un espejismo. En apenas cinco temas, la menuda M.I.A. no sólo nos tenía a todos en el bolsillo, sino que además hacia lo que quería con apenas cuatro gestos. En cuanto se dedicó a "Arular" y "Kala" sólo nos quedó bailar boquiabiertos potentes versiones de "World Town", "Bucky Done Gun" y "Boyz" con invasión de ella a las primeras filas, y un sublime "Galang" que en apenas un minuto se convirtió en un paseo de la cantante hasta la parte contraria de la sala (la de enfrente del escenario), en mitad de su público. Con todo el buen rollo del mundo se paseo cantando y saludando, para terminar interpretando la canción desde la mítica palmera de la sala. Allí, subida en la barra, pidió un tequila para dar entrada a "Teqkilla". Sólo con este comienzo abrumador y de impacto ya nos había tirado por tierra nuestros perjuicios a su actual estado de forma, que refrendó de nuevo desde la barra en "Bamboo Banga"

El concierto continuó imparable a base de hits y de la actitud de la cantante de origen tamil. Su DJ era la única que la respaldaba musicalmente, puesto que lo de la percusionista era algo meramente anecdótico y lo de los bailarines algo soso. El aspecto visual, con luces estridentes y una pantalla trasera enorme con protecciones muy cuidadas si respaldaba en lo visual.

El tramo final vino especialmente motivado por los temas de su reciente "MAYA". Es clave decir que si hubo un momento especialmente destacado alrededor de ese disco fue ver lo bien que funciona en directo "Lovalot" y la versión ruidosa de "Born Free" para abrir un primer bis (el único y habitual para todas las fechas de su gira) que terminó por todo lo alto con el esperado "Paper Planes", tema que parece ya encumbrado entre una de esas canciones que permanecerá siempre en el recuerdo colectivo de la pasada década.

El bis final fue algo totalmente improvisado por la cantante, que iba o bien hablando a la gente, a su DJ, dedicando a Wikileaks o directamente disfrutando de su propio concierto. Si había alguien que se lo estaba pasando bien en la sala, esa era ella. Así que asistimos a un buenísimo "Amazon" que venía perfecto (por aquello del "This is M.I.A." de la letra), una improvisada mitad de "Sunshower" a capella y un final con un destacado "URAQT" y "10 Dollar", para hacer una velada que ella misma llamo "old school" como justificación a que no atendiera las peticiones de "XXXO" y "Jimmy" de la gente.



PUBLICIDAD