/Crónicas///

Crónica: Moho - Madrid (19/09/2008)

19/09/2008, Madrid
7.0
Raúl, Iñaki y Edu
7
Wurlitzer Ballroom, Lleno
Precio: 7 € (12 con ábum)

Estilo: doom|metal|sludge

Rizando el rizo, me acercó a la sala Wurtlitzer Ballroom, más por jipiar la propia sala, y por ver a los teloneros que por ver al grupo principal, que ya sabia yo que teniendo que irme para otro lado a las doce y media y sabiendo lo poco puntuales que suelen ser los bolos seminocturnos, clara la llevaba. Moho se quiera o no, el caso es que hay oportunidad de verles unas cuantas veces en el circuito de concierto madrileños a lo largo del año. Sin ir más lejos, los vi en El Grito en el Noma Fest, dónde me sorprendieron gratamente (no me gustaban en grabado, pero en directo, son harina de otro costal).

Por la primera razón, la Wurlitzer, había que verla porque es una sala muy céntrica, muy aprovechable para cuestiones personales. Le falla el sonido, pero le acompaña el precio de las cervezas, el personal, que se está haciendo como quién no quiere la cosa un huequecillo en lo que a metal se refiere, y la ubicación. Para este concierto, por ejemplo, y aunque como digo, a Moho hay oportunidad de verlos unas cuantas veces, la sala se llenó.

Por la segunda razón, Skolnik, pues objetivo cumplido también. Grupo a piñón fijo los de Majadahonda, rollo sludge-metal sureño, en linea de unos Down, por ejemplo, cumplieron totalmente las expectativas. No se me hizo largo a pesar del piñón el concierto, sobre todo por el buen rollete que proyectaba Javi, el cantante (o el "lungs" como pone en su myspace), despechugado, mostrando sus tatuajes. El repertorio pues a saco, sin prácticamente parar entre tema y tema, y sobre todo, muy efectivo con temas como "Cuernos de pollo", "Serpientes y caos" o sobre todo "El huevo" (como ellos lo presentaron o "L'Oeuf", en versión original). Teloneros ideales: caldearon el ambiente y nos hicieron pasar un buen rato.

Moho presentaban disco recién horneado, aunque yo juraría que lo escuche ya hace bastante tiempo por eso de los milagros de internet. El caso es que es muy de agradecer, además por un friki coleccionista como yo, el que por 12 euros, me llevase un buen concierto y la edición vinilo de "Chotacabra". Moho se han hecho ya un nombre y son diria yo que junto a Adrift, la banda de referencia del sludge-doom nacional, con permiso de los Orhodox, pero no dejo de sorprenderme la gran entrada de la Wurtlitzer. Del concierto, lo dicho presentaban disco, y hasta donde pude escuchar, sigo pensando que es una banda a la que merece la pena escuchar en directo, sobre sus discos. Sobrios en la puesta en la escena a la vez que demoledores en la interpretación, por más que alguna freak de la escena madrileña se durmiera en primera fila. De todo hay por los campos del señor. Como parece que esto de ir tarde en los conciertos se esta convirtiendo ya en malsana costumbre, me tuve que pirar, sin verlos acabar, pero bueno en octubre los vuelvo a ver con C-utter y Electrozombies y que sepa tienen otras dos fechas más antes de fin de año. El que pueda, que vaya a verlos. No le van a decepcionar.



PUBLICIDAD