/Crónicas///

Crónica: Nada Surf - París (22/04/2008)

22/04/2008, París
7.9
Daniel Lorca, Matthew Caws e Ira Eliott
8
Bataclan, Lleno
Precio: 30 €

Si hay una zona en la cual Nada Surf cosecha iguales éxitos que en el territorio español, esa sería la zona francófona (Benelux y Francia). Por tanto, era de esperar que un concierto de ellos en plena ciudad de París igualaría la desbordada jovialidad que se disfrutó en los últimos conciertos en Madrid, Bilbao y demás ciudades ibéricas.

Abrieron el show unos Bell X1 muy interesantes en esa labor. Inicialmente, esta banda irlandesa se hacía llamar Juniper y contaba con todo un Damien Rice de vocalista. Ahora ese puesto lo ocupa el que fuera batería de la banda, con una solvencia en directo realmente interesante, pero mucho menos que la labor pianística que ejercen. El sonido del grupo, a pesar de contar con muchos elementos dispersos a la vez (teclados espaciales, pianos, guitarras de todos los palos...) cuaja un sonido muy agradecido. En definitiva, se nota que son una banda con tablas de sobra para telonear a unos Nada Surf que andan demasiado en forma.

La sala Bataclan de París fue otro de los conceptos a explicar en el primer concierto en territorio francés que un servidor ha podido vivir. El recinto contaba con dos plantas: la planta baja para el publico de pie y una segunda con unas 5 o 6 filas de asientos en los laterales y unos 15-20 en la parte frontal. Nosotros desde esa parte superior quedamos algo sorprendidos de que el público permaneciera sentado para ver la actuación de los teloneros, pero mucho mayor fue la sorpresa cuando permaneció sentado el 99% del aforo sentado en el momento en que Ira, Matthew y Dani salieron a escena.

Lejos de la calidez que se puede vivir en un concierto en España o Portugal, en Francia a pesar de aplaudir y gritar mucho entre canciones, la gente prefiere permanecer impasible sin moverse un ápice. Y mira que es difícil no arrancarse a moverse algo con un inicio tan impecable como el de "Hi-Speed Soul" y "Happy Kid"...

El excepcional sonido de la sala sentaba la mar de bien a las piezas nuevas del grupo, gozando de grandes aplausos en "See These Bones" o en "I Like What You Say". Pero sin duda, de nuevo fueron "Popular", "Stalemate", "Blizzard Of '77", "80 Windows" y "Always Love" aunque dejarían de lado "Hyperspace" (se está conviertiendo en una mala costumbre), “The Way You Wear Your Head” y la traducción de "Fruit Fly" al francés como cuando Dani se la curra en castellano.

El concierto no llegó a la duración de los últimos shows vistos en España, en dónde alcanzaban las dos horas. Probablemente la impasibilidad del público francés es bastante mas distante, pero a su manera agradecieron al grupo con generosos aplausos y chillidos. Ahora toca compararlo con alguno de los inminentes conciertos en España…



PUBLICIDAD