/Crónicas///

Crónica: Nova Rock - Nickelsdorf (19/06/2009)

19/06/2009, Nickelsdorf
9.8
10
Pannonia Fields II, 40.000 aprox
Precio: 100 €

SETLIST FAITH NO MORE

Reunited

The Real Thing

Land of Sunshine

Caffeine

Evidence

Chinese Arithmetic (Poker Face intro)

Cuckoo for Caca

Easy

Ashes to Ashes

Midlife Crisis

Introduce Yourself

The Gentle Art of Making Enemies

Be Aggressive

Epic

Just a Man

---

Chariots Of Fire

Stripsearch

As the Worm Turns

 

SETLIST THE GASLIGHT ANTHEM

High Lonesome
Casanova, Baby!
Old White Lincoln
Even Cowgirls Get the Blues
The '59 Sound
Señor And The Queen
Film Noir
We Came to Dance
Great Expectations
Blue Jeans & White T-Shirts
Meet Me by the River's Edge
Miles Davis and the Cool
The Backseat

SETLIST METALLICA

Blackened
Fuel
No Remorse
Leper Messiah
One
Broken, Beat And Scarred
My Apocalypse
Sad But True
No Leaf Clover
The Judas Kiss
The Day That Never Comes
Master Of Puppets
Dyers Eve
Nothing Else Matters
Enter Sandman
---
Last Caress
Hit The Lights
Seek & Destroy

SETLIST NINE INCH NAILS

Somewhat Damaged
Terrible Lie
Heresy
March of the Pigs
Piggy
Metal
Gave Up
The Way Out Is Through
The Becoming
Wish
The Fragile
Mr. Self Destruct
Survivalism
Burn
The Day The World Went Away
Hurt
The Hand That Feeds
Head Like a Hole

 

Para algunos un cartel de ensueño hecho realidad. Para otros un espejismo que ni pensamos en España. Así se podría presentar el cartel del festival austriaco Novarock, sobre todo en la programación que plagaba su primera jornada, repleto de nombres de primerísima línea: los Metallica de siempre, el regreso de Faith No More, los queridos Slipknot o la despedida de Nine Inch Nails.

Los primeros en poder ver actuar, a las intempestivas y soleadas 2 de la mañana austriacas fueron los locales Julia. La banda estuvo cómoda en todo momento, con la gente de su lado gracias a las ganas de fiesta de un sonido a lo Billy Talent, que engancha fácil. No estuvieron nada mal, aunque les faltó cierta originalidad.

Para esta primera jornada ni siquiera tuvimos previsto pasar del escenario algo más recogido (el rojo) al grande (el azul) hasta que no fueran Metallica los que estuvieran descargando, sacrificando actuaciones como las de Mastodon, Slipknot o Disturbed fruto de las coincidencias.


| ROCK, PUNK Y ... GYPSY PUNK |


Siguiendo este patrón nos quedamos a ver a unos The Living End que llevan ya muchos años demostrando que la etiqueta del punk rock melódico no está reñida con el rockabilly y el rock and roll. Tablas sobradas las de estos australianos ya algo veteranos, con una serie de giros para la galería que siempre funcionan: subirse al contrabajo cuando se debe, hacer un solo usando una cerveza como steel guitar, etc. También cumplieron su papel las principales "West End Riot", "White Noise" o "Prisoner Of Society". En definitiva, un concierto tan interesante que habría merecido un mejor horario.

ImagenDespués tocaban más pinceladas de rock entremezclados con punk. The Gaslight Anthem no son tan macarras en su sonido y maneras, pero entre tatuajes y gafas de sol pasaron a ser los más chulos del lugar. Un Neil Fallon bastante truhán en sus maneras, en mucha medida fruto del alcohol, sorprendía para mal... A priori, que al final resultó que fue lo que mejor los vino al directo de estos chicos de Nueva Jersey: genial repaso a su discazo "The 59 Sound" con muy buenas versiones de "Miles Davis And The Cool", la propia "The 59' Sound" y "High Lonesome", así como piezas anteriores como "Blue Jeans & White T-Shirt" o "Señor And The Queen". Además, mucho buen rollo y diversión en la hora de actuación (un punto muy a favor del festival es ese, que las bandas tienen mucho tiempo para actuar) que finalizó con "The Backseat". Una banda que esperamos triunfe en el BBK Live lo suficiente para una gira por las salas de la península ibérica.

En un cartel de tanta calidad también hay momentos de decaimiento. Era el caso de los fineses Sunrise Avenue, que con una propuesta en la onda del peor Bon Jovi avergonzó al resto de bandas sólo por el hecho de compartir cartel con ellos. Una mofa continua culminada por los gritos femeninos de las primeras filas, un cantante teñido poser y un teclista que hacía beatbox. Todo muy lamentable.

Suerte que a continuación pudieron poner el contrapunto perfecto los perroflautas de Gogol Bordello. Estos y su directo enfocado al baile y la fusión, son ya un seguro para cualquier festival. Novarock no fue menos y los saltos y el polvo comenzaron desde los primeros compases de un set de ir a comerse a todos: "Ultimate", "Tribal Connection", "Wonderlust King" y "Sally". Dicho set muy centrado en "Super Taranta", el paso por un final centrado en un mejor "Gypsy Punks", con otros "Not A Crime", "Start Wearing Purple" o "Think Locally Fuck Globally", remató la faena para ser uno de los mejores conciertos del dia y, sin duda, el mas divertido del festival. No los veía desde su paso por Madrid de 2007 y puedo dar fé de que aún perdiendo ya el factor sorpresa, saben lo que dar en vivo.

| THE SECOND COMING |

El cambio de tercio en el escenario rojo se produjo como por arte de magia: las camisetas de bandas tan dispares en sonido como Neurosis, Red Hot Chili Peppers o Fantômas se agolpaban en las primeras filas subiendo la media de edad una barbaridad (en el otro escenario estaban a punto también Slipknot, banda esperadísima en el festival en el sector juvenil).

En definitiva, era el turno del regreso de Faith No More, esperados como cualquier reunión pero con el añadido de una demostración de conciertazo en el festival Download de Inglaterra.

De antemano digo que el que escribe no puede ser todo lo subjetivo que debiera, que tras media vida oyendo a la banda por fin los iba a ver, pero a tenor del show que se marcan los de Patton debe haber unanimidad. Nos sabíamos que empezaban con el "Reunited" de Peaches & Herb, pero aún así sorprende la genialidad de empezar el concierto de ese modo... Igual que de golpe unir "The Real Thing", "Land Of Sunshine" y "Caffeine" sin respiro (sensacional labor de Puffy a la batería en la primera y la de las atmósfera de Roddy en la segunda. El bajo de Billy siempre en su sitio y brutal la rabia con que Mike Patton abroncaba al técnico de sonido por un par de acoples sin importancia). Nos dejaron sin "From Out Of Nowhere" pero es lo que tiene que vayan variando el set: te puedes perder temas, pero el concierto se vuelve enormemente vivo.

Posteriormente, con un Mike Patton ya pletórico en sus andares circulares de todoa la vida nos regalaron un "Evidence" con final en castellano, la confirmación de que "Chinese Arithmetic" (con el guiño a Lady Gaga previo con la intro de "Poker Face") y "Cuckoo For Caca" son las grandes tapadas de la gira.

Una de las anécdotas de la noche vino con la invasión de escenario de un chaval que se saltó el control de seguridad a la torera en mitad de una soberbia "Easy" (algo forzada en el solo de Jon), ante lo que Mike Patton carcajeó y bromeó sugiriendo si alguien mas quería subir a pasarlo bien. Después, el concierto fue pasando por una habitual fase de temas inolvidables: la archiconocida "Epic", los teclados cheerleader de "Be Aggressive", el estribillo de "Midlife Crisis" coreado por todos (a petición de Patton, que decía haberse olvidado la letra), la esplendida locura de "The Gentle Art of Making Enemies" en plena batalla de escupitajos entre Puffy y Patton y un "Introduce Yourself" siempre festivo.

ImagenPara el final del set no obstante rompió esa avalancha de hits siempre presentes con un "Just A Man" que se gana a pulso ser el encargado de cerrar el grueso del concierto en lugar de "Mark Bowen" y otros temas. Impresionante la vena crooner de Mike Patton en esta oda a la belleza que Bottum y el compusieron dejando los complejos atrás. Lucimiento de Patton en todo momento, llegando a bajarse a cantarla en el foso entre los que estábamos en las primeras filas incluyendo chocada de manos y un codazo fortuito en la cara a un chico de seguridad.

Para los bises, la algarabía hooligan de "Chariots Of Fire" de Vangelis como intro a un "Stripsearch" que probablemente va teniendo que ser sustituido en esta parte del set. Al menos, para finalizar gozamos con el estreno en la gira de "As The Worm Turns", que no era interpretada desde que en 1998 se despidieran como banda en Portugal. Lo que son las cosas, 12 años después viéndolos y en Austria (injustamente, sin paso por España).


| LA OLA DE DESPEDIDA DEL CIELO |


De no ser por el regreso de Faith No More, Nine Inch Nails serían la banda mas interesante del día para un servidor, y más teniendo en cuenta que Trent Reznor ha decidido aparcar NIN durante un tiempo largo. Al final, los podremos ver en La Riviera como cabezas de cartel, pero antes pudimos dar cuenta del pletórico y musculoso set con el que estrenaban tour europeo. No tengo nada en contra de "Metal" de Gary Numan, pero es que hasta ese momento la avalancha de potencia, temazos y flashazos de luz obnubiló a todos: "Somewhat Damaged", "Terrible Lie", "Heresy" y la dupla perfecta "March of the Pigs" + "Piggy" así sin anestesia.

Trent Reznor goza de una fuera y vitalidad todavía mayor que en su pasada gira por España, y aunque a priori la banda que le acompaña es inferior a la anterior en vivo tapan bocas en todo momento. Aún así, el interés bajó algo hasta que volvieron a salir a flote mas temazos: la vena mas electrónica con "Wish", la calma de "The Fragile" y "The Day World Went Away" y la furia de la que hablábamos con "Mr. Self Destruct" o "Survivalism". Todo con buen sonido, pero con las primeras gotas de agua de las que hablábamos.

Esa lluvia hizo mas bello "Hurt", e incluso el primer bis con "The Hand That Feeds" quedó mas especial bajo el manto de agua. Lastima que al final el agua nos reventara en mitad del "Head Like A Hole" final (el agua o alguien que pisó un cable). Coreamos todos el estribillo mientras nos aplaudía el resto de la banda, pero a Trent no le hizo ninguna gracia el suceso. Viendo el volumen de su brazo, como para decirle algo.

Mientras pensábamos en asistir a hora y media de concierto de Metallica (resonaba de fondo "One", quinto tema del setlist), un aguacero sorprendente nos obligó a suspender los diez minutos de caminata al otro escenario e ir directos al camping. Esto sabíamos que iba a cambiar el devenir del festival, aunque al final fue mas por el barro que dejo que por el agua en si misma.



PUBLICIDAD