/Crónicas///

Crónica: Pearl Jam - Barcelona (01/09/2006)

01/09/2006, Barcelona
10.0
E.Veder, S. Gossard, M. McReady, J. Ament, M. Cameron
10
Pavelló Olimpic, Lleno
Precio: 42 €

Estilo: rock

Inside Job
Corduroy
World Wide Suicide
Animal, Dissident
Given To Fly
Breakerfall
In My Tree
Even Flow
You Are
State Of Love And Trust
Whipping
Better Man
Do The Evolution
Life Wasted

BISES:
Black
improv
Elderly Woman Behind The Counter In A Small Town
Crazy Mary
Comatose
Alive

BISES 2:
Why Go
I Believe In Miracles
Hunger Strike
Baba O'Riley
Yellow Ledbetter

Grande es la expectación que había causado el regreso de Pearl Jam a los escenarios europeos este 2006, concretamente desde el 2000 que no se pasaban por la ciudad condal en lo que fue la presentación del disco Binaural. Esta vez sin embargo jugaban con la baza que el trabajo que llevan bajo el brazo pretendidamente busca una vuelta al sonido de sus primeros discos, lo que haría las delicias de todos los fans a los que no les gustó ni pizca lo que sacó la formación posteriormente a Vitalogy(entre los que no me incluyo).

A pesar de la inmensa cola en el Palau d'Esports de Badalona, debido a la relativa veteranía de la banda apenas se apreciaba entre los asistentes adolescentes engominados y con las hormonas disparadas, hecho que resultó enormemente de agradecer y que permitió, a pesar de la impaciencia, disfrutar de una espera distendida.

Bien puntuales empezaron Wolfmother, en pleno estallido de popularidad siendo un grupo bastante nuevo, ojalá su fama no sea pasajera ya que mostraron un espectáculo digno del grupo principal, demostrando ser una banda bien orgánica con un sonido en directo demoledor que nada tiene que envidiar a cómo suenan en disco. Su particular rock setentero tuvo muy buena acogida entre los que no los habían escuchado anteriormente. Los que sí, coreamos a gusto temones como Dimension, Woman, o la muy especial: Mind’s Eye.

Hubo un momento de gran desmadre general cuando Eddie Vedder salió al escenario a cantar la mencionada Mind’s Eye; y a pesar de que se perdió un par de veces con la letra, fue una buena muestra de colegueo entre ambas formaciones, que terminó de rematarse con la breve aparición de Mike McCready para hacer un solo conjunto en la siguiente canción de los australianos, y no seria la ultima vez de la noche que veríamos a miembros de ambas formaciones mezclados...

Despedidos Wolfmother hubo que esperar un rato hasta la aparición estelar (y puntualísima) de Pearl Jam, con una enorme emoción unánime de todo el público. Mostraron un gran acierto al empezar con una canción lenta como Inside Job para soltar a continuación su artillería pesada del calibre de trallazos rockeros como Animal o World Wide Suicide.

Seguidamente la primera parte del concierto fue una de las experiencias más intensas que uno puede vivir en un concierto de rock: mantuvieron esta acertada alternancia de momentos más intimistas y relajados con otros de mucho más cañeros, haciendo que temas como Breakerfall, entre otros, sonasen mucho más crudos y arrolladores que en disco; especialmente impresionante fue la interpretación de uno de sus temas más populares, Do The Evolution, con todo el Palau d’Esports con las manos levantadas al unísono con los coros de aaaleeeluuuya...

El primer bis fue de cariz más sosegado, con clásicos como Black o Elderly Woman Behind the Counter in a Small Town con un intermedio en el que la banda al completo interpretó en un arranque tremendamente esperpéntico un oé oé oé, siguiendo los coros del público. Volvió otro subidón con Comatose, que hizo constatar que, efectivamente, las escasas canciones que interpretaron de su nuevo disco encajaban como un guante en la tónica general del concierto, para terminar con la más que mítica Alive, que se ganó el título de canción más coreada de la velada.

Del segundo bis quizás me sobraron tantas versiones, aunque fue bien curiosa la aparición en escena del cantante de Wolfmother para poner voz en un par de ellas, se ve que estos se llevan mejor que un colegial con el primo de Zumosol. Como despedida final interpretaron la emotiva Yellow ledbetter, que puso un punto y final a un concierto que dejó a todo el mundo con una sonrisa de oreja a oreja.

No faltaron momentos de buen rollo con el público durante las más de dos horas de concierto, bastantes comentarios graciosos de Eddie Vedder ("I'm talking in english 'cause my spanish is shit", entre otras) influenciados posiblemente debido a la botella de vino que se bebió durante el show, que perfectamente puede ser la causante también que en un par de ocasiones resbalara por los suelos.

También mencionó Vedder a Antoni Gaudí como una de las cinco cosas más importantes de su vida, congratulándonos a los barceloneses por tener tan bonita ciudad; como último apunte debido al volumen atronador de los coros en los momentos estelares, Eddie soltó un ("you sing very well Barcelona"), a lo que obviamente siguieron coros cuarenta veces más fuertes.

En conjunto un concierto brutal, largo e intenso, Pearl Jam demostraron encontrarse en plena forma: acordándose de sus primeros discos, sin dejarse ablandar la música debido su edad pero con las adecuadas dosis de canciones relajadas y buen rollito. Cierto es que servidor echó en falta algunas canciones, pero con un grupo con ocho discos de estudio, más de quince años de carrera y una lista interminable de cancionazas, es evidente que algún tema se va a echar de menos.

...y que vuelvan ya!

por Josep


PUBLICIDAD