/Crónicas///

Crónica: SOS 4.8 - Murcia (03/05/2013)

03/05/2013, Murcia
8.0
8
Recinto Ferial La Fica,
Precio: varios precios

A pesar de una notoria pérdida de nombres importantes en la parte alta de su cartel, en 2013 nos enfrentamos a un nuevo pistoletazo de salida de los macrofestivales veraniegos con la huerta murciana al fondo. El festival SOS 4.8 afronta la crisis con esa pérdida de atractivos de cabezas de cartel que otros años habían conseguido traer consigo, dejándolo todo el público en las manos de unos The XX muy en auge pero ni siquiera con exclusividad en el festival (estuvieron en el Poble Espanyol de Barcelona unos días antes) y unos M83 que han pasado por España durante los dos últimos años. Por si fuera poco perdían uno de esos atractivos especiales del recinto que es el precioso Auditorio que albergó en el pasado conciertos muy especiales de Tindersticks, Standstill o Pj Harvey. Aún así el resultado de público ha sido sensacional, gracias a un precio barato y a haberse adaptado con bandas buenas, bonitas y baratas.

Por ejemplo, Kakkmadafakka es una de esas bandas. Porque no es que sean precisamente la mejor banda del cartel, ni sus conciertos son demasiado exclusivos ya que parecen abonados a los festivales españoles cada verano, pero su directo fue un buen pistoletazo de salida en cuanto a entrega, espectáculo y música animada. Antes de revisar con asombro el inesperado éxito que ya cosechan en nuestro país estos nórdicos, Cuchillo había sufrido para mantener a los primeros intrépidos del festival demasiado atentos. Su estilo intimista era uno de esos conciertos que habría sido perfecto para el Auditorio.

Luego llegó el gran plato fuerte de la mano de los británicos The XX, que hicieron un setlist similar al que hemos visto en sus conciertos recientes en suelo español, aunque con la pérdida de un par de temas con respecto a su conciertos del Poble Espanyol del día antes y del de Lisboa de un día después. Hay que reconocer que su estado de forma es sensacional, y a pesar de que desde aquel concierto de debut en Primavera Sound nos daba en la oreja que con la pérdida de factor sorpresa iban a perder en impacto, lo cierto es que el trío es cada vez más sólido y fuerte en vivo.

Si bien el público del festival SOS 4.8 es un tipo de respetable más bien centrado en la fiesta y en pasarlo bien que en atender a un concierto con mucho componente de tranquilidad y de emoción como el de The XX, el público dio cierta tregua y hasta consiguió adentrarse en los beats que Jamie XX lanzaba con sus dedos. La presencia del dúo de cantantes que forman Oliver y Romi es también cada vez más sólida, dentro de esa actuación tan estática como sentida y sobrecogedora. Si a todo esto sumamos que la gente ya ha hecho suyos temas como "VCR", "Heart Skipped a Beat" o "Crystalised" del primero y "Reunion" o "Fiction" de "Coexist", el éxito fue de sobresaliente. De hecho, fueron los grandes salvadores de un día que no terminó de dar toda la esperada calidad.

Los casos que nos siguen fueron quizás los mejores ejemplos de bandas que estaban sin duda entre lo más recomendable del cartel, pero que no llegaron a cuajar actuaciones sobresalientes. Primero Bloc Party en el escenario grande consiguieron a ratos mover a la gente, pero una mala selección de repertorio hizo que su concierto fuera una montaña rusa de sensaciones. Si bien comenzaban sensacionalmente bien con la tensión que genera "So Here We Are" y una buena versión de "Octopus", la cosa posteriormente se salvó apenas por la multitud de canciones incluidas de su debut "Silent Alarm". Evidentemente los éxitos de la velada vinieron de la mano de "Banquet", de "Helicopter" y de "This Modern Love", pero no en una banda que parece que llevaba demasiado tiempo sin tocar y no supo darle el suficiente ritmo a su actuación. Entre actuaciones del escenario grande, una vez los del ahora forzudo Kele Okereke habían abandonado la escena, hubo tiempo de dar un vistazo a lo que John Talabot estaba dispuesto a ofrecer al publico murciano. Si los ojos no nos fallaban, Talabot estuvo acompañado de su colega Pional, pero el resultado final fue una bola de doloroso sonido que nos fue imposible acercarnos a las primeras filas a comprobarlo. Con ese panorama mejor quedarse con el recuerdo de su labor de telonero con The XX o de una futura ocasión dónde podamos disfrutar a gusto de los sensacionales temas de "Fin".

De vuelta en el grande, disfrutamos bastante del concierto de Crystal Fighters, sobre todo gracias a que no presentaron demasiados temas de lo que será su nuevo disco. Pero de nuevo tenemos que hablar de montaña rusa de sensaciones, ya sea generado por un público que parecía ya más empeñado en molestar que en disfrutar o porque la verbena que montan ya la hemos visto demasiadas veces antes. Aún así hay que reconocer que son únicos en liarla con temas como "Solar System" o "In The Summer". El cierre de la noche corría a cargo de un Modeselektor que quizás nos pilló algo trasnochados, pero no terminó de encajar a esas horas de la noche. Desde el desconocimiento que me inunda en terrenos de música electrónica sorprendió ver que el dúo alemán dio un show mucho más orientado a su faceta IDM que propiamente techno y house como suponíamos.