/Crónicas///

Crónica: Spin Doctors - Madrid (07/02/2013)

07/02/2013, Madrid
7.5
Eric Schenkman, Chris Barron, Aaron Comess, Mark White
7
Teatro Lara, Casi lleno
Precio: 18 / 20 euros

Hay bandas a las que tenemos cariño por muchas cosas mas allá del factor puramente musical, y aunque a Spin Doctors hay que aplaudirles por esos primeros discos tan sensacionales, la banda neoyorquina guarda especial sitio en mis inicios musicales. La culpa de ello la tiene el programa de Radio 3 "De 4 a 3" que dirigía el imprescindible Paco Pérez Bryan, uno de los mejores amigos del cantante de Spin Doctors, descubridor para toda una generación de multitud de bandas y por el que Chris

Esto mismo explicaba el propio Chris en mitad del concierto en el Teatro Lara con un emotivo agradecimiento al propio Paco que había organizado la gira española de la banda, todo siempre con ese gracioso y campechano castellano que maneja. Estaba claro que para el cantante el concierto era especial sólo por celebrarse en suelo español, puesto que ama la cultura de nuestro país y sus tradiciones, así que se metió al público en el bolsillo mientras en los primeros compases nos regalaban un inicio abrumador y vibrante con "What Time Is It?" o "Little Miss Can't Be Wrong". La banda aprovecho de sobra el perfecto sonido del Teatro Lara, aunque tuvieron que sufrir una pérdida clara de gracia en cuanto a que el público permaneció sentado durante todo el concierto, dejándose invadir poco por el implacable ritmo de la banda.

El evento fue incluyendo algo de la historia actual de la banda, incluyendo temas de cariz más blues con su recientemente publicado "If The River Was Whiskey" que encajaban bien con el ambiente calmado y sentido que fue adquiriendo el concierto. "Jimmy Olsen's Blues" y su exitoso "Two Princes" fueron la gota que colmó el vaso hacia el cierre de un concierto que había destacado sobre todo por unos músicos de esos que son superlativos en su instrumento: el bajo en slap de Mark White, la guitarra llorona de Eric Schenkman y la precisión técnica de Aaron. De Chris ya lo hemos dicho, pero entre el carisma desbordante y su voz muy bien cuidada nos mantuvo en el bolsillo.

Pero justo cuando parecía que el concierto iba a terminar de romper con todo y dejarnos a todos boquiabiertos lo que llegó fueron los bostezos, con un cierre de set aburrido en el que cada uno de los miembros de la banda y un (muy buen) trompetista se marcaba su propio sólo en una suma final de 30 minutos insulsa y que aportó poco, aparte de una pseudo jam funky la mar de graciosa. Volvieron al escenario para un bis de tres temas que nos despertó con las virtudes que habían demostrado en el resto del concierto y con una divertidísima "Yo Mama's a Pajama".

El resumen perfecto para la carrera de Spin Doctors es también el resumen de su paso por el Lara, una banda sensacional con sus instrumentos, con buenas canciones y con una actitud de hacer lo que literalmente les da la gana encima del escenario. Lo que pasa que a veces "lo que te da la gana" no es lo mejor. Esa media hora infernal de solos estuvo entre ello, aunque salimos todos contentos con ver una banda muy en forma a pesar de todo el tiempo.