/Crónicas///

Crónica: Triángulo de Amor Bizarro - Sevilla (04/08/2011)

04/08/2011, Sevilla
8.6
9
Monasterio de La Cartuja, CAAC, Lleno
Precio: 5 €
http://feiticeira.org/

Nueva visita del grupo gallego a tierras sevillanas, la tercera en seis meses. Dando por hecho que no se trata de ningún tipo de exclusividad y que es la norma también en otras provincias del país dada la gira continua en la que parecen sumidos desde hace tiempo, lo que realmente sorprende, y que es consecuencia probable de esta cuasi omnipresencia, es la expectación con que se recibe cada una de estas visitas por un lado, y el nivel de excelencia técnica y artística que han alcanzado por otro Triángulo de Amor Bizarro.

Así se demostró cuando, tras una buena muestra de videoclips de la productora Canada, subieron por fin al escenario ante el habitual llenazo de Nocturama – uno de los pocos bastiones del ocio estival en Sevilla – a eso de las once de la noche: mucha gente colocada en las primeras filas desde un rato antes en lugar de languidecer entre cervezas sentada en el césped o corriendo en el último momento temiendo quedarse sin lugar privilegiado; y ellos mismos provocando varios estruendos al bajo y guitarra de advertencia a los visitantes casuales al evento que sólo estaban para tomar el fresquito y charlar. Aquello iba a doler, aún siendo vacaciones.

Comenzaron, por tanto, sin contemplación alguna, fieles a su principio de cuanto más alto y más fuerte mejor. Con tantas crónicas recientes del cuarteto albergadas en la web, no tiene mucho sentido volver a pararnos en un set list que contiene la mayor parte de los parabienes de una veintena escasa de canciones que componen uno de los mejores repertorios de la actualidad nacional. Sólo decir que no faltó ninguno de sus temas más representativos; aquellos que han ido conformando una especie de pequeña mitología indie y que fueron interpretados con la crudeza y nitidez habituales, primando los momentos de distorsión desfogada sobre cualquier acercamiento melódico, que los tienen, y que intercalaron en momentos puntuales y necesarios, casi siempre en voz de Isa.

Sí señalaremos que, inesperadamente, tocaron dos temas nuevos 'que aún se estaban haciendo' según ellos mismos. Dicha pareja entroncó directamente con la parte más punk y acelerada de su sonido, callando así bocas de quienes esperaban un acercamiento al pop en su futuro trabajo. Si bien no presentaron nada nuevo en su sonido, aparte de quizá algo más de protagonismo para el nuevo teclista, por lo oído esa noche podemos decir que no han perdido un ápice de inspiración y que podemos esperar una dosis igual o superior de ruido en el ya ansiado tercer trabajo.

La banda lució muy compenetrada, menos dados a juegos entre ellos que en otras ocasiones, e Isa redujo sus intervenciones estelares a un par o tres de comentarios, siempre ácidos, sobre por qué habían comenzado tan tarde o sobre sus nuevas canciones. Centrada la parte comunicativa con el público en ella, Rodrigo estuvo todo el tiempo pendiente de su instrumento y en continuos cambios en los pedales, el batería hizo el animal en su cómodo segundo plano y el nuevo miembro no pudo evitar contorsionarse al pie de su instrumento. En conjunto, mostraron una faz sobria y amable; preocupados quizá por la recepción de los nuevos temas a pesar de quitarle gravedad al asunto con ironía (la señorita bajista, como no); pero aún así, no hubo duda de que continúan teniendo uno de los mejores directos del país, lo que unido a la gran calidad de la música, sitúa cada una de sus incontables visitas en la categoría de imprescindible. ¿Fechas para 2011?



PUBLICIDAD