/Crónicas///

Crónica: Unfinished Sympathy, The - Bilbao (29/12/2006)

29/12/2006, Bilbao
8.7
E. Fuentes, O. Casanovas, I. Puigfel, P. Salas, J. Colomo
9
Rockstar, 3/4
Precio: 10 €

Que mejor que celebrar el fin de año anticipadamente con un concierto. Y si es de una banda de la trayectoria de The Unfinished Sympathy pues mucho mejor. El, a priori, cuarteto catalán se acercaba hasta Bilbao para ofrecer uno de los primeros conciertos de esta gira pero el último de 2006, así que había que aprovechar la ocasión. La cita fue en una Rockstar poco dada a este tipo de eventos pero que sin embargo y para mi sorpresa se lleno considerablemente. Una muestra palpable de que juegan en primera división y se les reconoce.

Lo primero fue comprobar que en efecto los hermanos García estaban de nuevo al control del sonido, lo cual si sigue en toda la gira, como parece ser, supone toda una garantía. Y es que da gusto ver lo bien que se lleva esta gente del mundillo. Así que la sorpresa no fue enorme, aunque si agradable, cuando me percaté de que ese esbelto personaje tras el teclado no era otro que Joan Colomo (Moksha, La Célula, Zeidún). Por si acaso Eric nos lo presentó junto al nuevo bajista Iban, también de importante bagaje más metalero. Total, que esto toma tintes ya de supergira catalana.

La incorporación de un teclista era algo que con este "We Push You Pull" se revelaba imperante y la elección no sólo cumple con esa función sino que Joan con sus bailes, coros y ejerciendo de segundo portavoz aporta frescura y simpatía a la banda, por otro lado muy comunicativa con su público. Me cabían dudas de si el público sería del de siempre o del que ha descubierto a la banda tras su fichaje por Subterfuge y la verdad que en general este aspecto no se notó mucho. Lo que si se vio fue gran heterogeneidad en edades y "pintas", lo cual siempre es buen síntoma.

Decir que el concierto comenzó una vez mas con "Catennagio" y fue sonando prácticamente todo el nuevo disco ("Sharpshooter", "I´m A Lone Wolf Baby", "Love Athletic", "Little Scratches", "School Emulator"...) yo diría que salvo dos/tres canciones. Entre ellas colaron "This Living Kills" (precursora del sonido que han encontrado en este disco) primero y la versión de los Undertones, "Teenage Kicks" más tarde. Esta última muy bien adaptada a su estilo dulce pero rasgado, aunque fue de las más fríamente acogidas, seguramente por desconocimiento.

Aunque yo diría que el concierto alcanzó su punto álgido a partir de "Teletransport Please", interpretado con mucha garra y con Oriol dándolo todo, a base de espamos guitarreros. Huele a imprescindible en los directos ya para siempre. A partir de aquí vendría una recta final espectacular, una batería de hits enfilados, que comenzó con "You´ve Got a Long Run" y la celebrada "Spin In The Rye".

Después llegaron unos bises de vértigo que abrieron con "Hotel España" a la que añadieron introducción y final en falso, dando protagonismo a Joan, la emotiva "The Loveless Curse" y la traca culminante; momento impagable con "I Killed Her But That's Not The Point", canción única de aires psychobillies -que además me introdujo en la banda- y apoteosis con la velocidad de "An Investment In Logistics". Aunque todo músico quiere tocar las canciones nuevas en su respectiva gira de presentación, es un hecho que les honra dejar estos ya himnos del rock alternativo nacional para nuestro deleite final.

La verdad que a mi no me hubiesen importado un par de canciones más, entre ellas la deliciosa "Rock For Food". También encuentro que unos teloneros les hubieran hecho mucho bien puesto que para cuando algunos entramos en calor se nos había esfumado medio concierto y una banda de su talla merece tener al público entrado en harina. Pero tampoco es cuestión de poner pegas a uno de los mejores directos del país. A ver si la gira les va bien y pueden volver en medio año o así y si puede ser en un 'squat' vizcaíno de esos que dijeron que les gustan tanto, mejor.



PUBLICIDAD