/Entrevistas///

entrevista con Aries

«En ningún momento visualicé mi futuro con una banda; sólo me veía tocando con mi hermana»
Para el que no lo sepa, Aries es seudónimo que ha elegido Isa de Charades para hacer sus canciones en solitario. Acaba de presentar su debut bajo el sello BCore y también su directo. Sobre todo esto y los "psicodélicos de la pradera" hablamos a continuación.
Abril, 2012
| por Ricardo

Si no me equivoco los temas del disco van apareciendo cuando te mudas de Madrid a Vigo. ¿Crecen con la idea del disco en solitario desde el principio, o había idea de formar alguna futurible banda?
La verdad es que no pensé en esos términos… simplemente volví a hacer canciones.  Volví a tener ganas de tocar, cantar, escribir letras… Ensayaba sola o con mi hermana, tranquilamente.
Aunque sí que es cierto que en ningún momento visualicé mi futuro con una banda; sólo me veía tocando con mi hermana.

Tocar, para mí, requiere mucha intimidad y conexión. Llevaba 8 años tocando con Coki y Guille, no me apetecía nada tocar con gente nueva. Varios grupos me ofrecieron cantar con ellos y aunque me sentí muy halagada, dije que no. Tampoco va conmigo lo de pillar una banda profesional para el directo o algo así. Tocar con mi hermana es como tocar en bata y zapatillas (risas), super a gusto.

Las canciones siguen esa temática personal a veces esperanzadora y otras triste, pero las letras son, creo, algo más directas que en tus trabajos previos con Charades. ¿Consideras que estas letras son más directas o te describen mejor?

Sí, algunas son más explícitas y más directas. En Charades trataba de recoger el sentir general del grupo, las cosas de las que hablábamos y sentíamos. Otras letras las hacíamos todos juntos. Ummm… “Aguaceros” o “La Carta” son letras personales pero sí que eran más crípticas que éstas.

Aquí canté como lo necesitaba; mientras las hacía, no sabía si las acabaría editando o si verían la luz. Algunas ahora me dan vergüenza porque me expongo un montón, pero también me alegra haberlo hecho así.

Además de por la pregunta anterior, ¿Que ventajas y desventajas hay de trabajar en solitario a con una banda, aparte de los propios egoísmos compositivos de tocar lo que uno quiere siempre?
Sí, es todo mucho más individualista, claro. La ventaja es la libertad y el dinamismo que tengo: si quiero hacer algo, cojo y lo hago. No tengo que llamar a 4 personas, coordinar nuestras agendas y consensuar la decisión.

Ensayo todos los días cuando me apetece, grabo y regrabo, hago cambios, versiones de las canciones, hago la portada… Y cualquier “marcianada” que se me ocurre va para delante.
La desventaja es que ya no comparto este tiempo y la música con 4 amigos. Con todo lo que eso conlleva.

“La Magia Bruta” parece un disco muy casero y artesanal, pero al final has vuelto a recurrir a Santi García a la producción (y al bajo). ¿Por qué?
¿Por qué no? ¡Tenía que grabar y masterizar en algún sitio! (risas) Que suene más lo-fi y casero no quiere decir que renunciase a grabar con Santi; él es super versátil y se adapta a las ideas que tú lleves. Yo quería volver a grabar en su estudio porque para mi es una maravilla compartir mi tiempo con él y, además, hace su trabajo magníficamente.

Aunque sí que discutimos un poco porque yo le decía “Santi, la batería de mi hermana suena demasiado bien; suena muy potente y tiene que ser más cutre!” Y él me decía “¡Quieres arruinar a tu hermana! ¡Es así como suena!” (risas) Pero el resultado ha sido satisfactorio 100%, como siempre.

También grabé en Vigo en los Estudios Pastora tres de las canciones. Y muy contenta también.

Siempre me han gustado mucho las melodías vocales de Charades y si nos quedaba duda de quién andaba detrás de su composición con Aries nos queda claro. ¿Toda esa superposición de letras, “oh” s, etc se crean de inicio o como van surgiendo?
Son el inicio. Primero cojo la guitarra y hago las melodías, voy sacando los acordes en base a la melodía y los cambios de melodía que crea convenientes. Después la arreglo y le doy el aire que vaya a tener el tema.

Siguiendo con las comparaciones con tu banda previa, la instrumentación muy “Revolución Solar”, aunque esta vez parece que te ha dado más por buscar algo más “patriota”, ¿No? ¿Como surge eso de esas castañuelas y esas guitarras españolas?
Patriota-nacionalista! Qué peligro! (risas)

Siempre he sido muy fan de la idea tropicalista que abogaba por aglutinar la tradición pop-rock anglosajona con elementos de la cultura propia. Un fuzz en una bossa, por ejemplo. Eso me parece precioso. Tenía muchos instrumentos de percusión por casa y por entonces, mi novio y yo nos poníamos a tocar con la española casi todas las noches. Empecé a grabarla con efectos y me emocioné mucho.

Trato de no hacer música cliché; no sé si me sale pero huyo de los pastiches, no me gustaría nada parecer una cantante de Wisconsin o algo así. No sé si me explico.

Al mismo tiempo me encanta que todos podamos utilizar los recursos que nos de la gana… como ya dije una vez, me flipan los japoneses que bailan flamenco. Pero no me gustaría nada hacer un ejercicio de estilo.


Una de las cosas que más llama la atención es cómo será Aries en directo, algo que ya nos reconocistéis en Charades que no era vuestro fuerte.
Voy sola, con un sampler, un secuenciador, un sinte y la guitarra eléctrica. He regrabado todas las canciones, sampleado las percusiones y he hecho un repertorio un poco más animado que el disco, que es muy tranqui. De momento todos los conciertos han ido muy bien. No sé, ¡sólo puedo esperar a que vengas a verlo y juzgues por ti mismo!

Ahora mismo hay cierto revival de todo el rollo sesentero y de pop psicodélico que lleva presente en Charades desde los inicios. ¿Que bandas son las que más te suelen influir a la hora de crear esas melodías? Y de hoy en día, ¿Que bandas o artistas crees que han sabido plasmar toda esa influencia de mejor y de la forma más original?
Mis “dioses de la melodía” son sobre todo los Byrds. Los Byrds, Gene Clark…  Los Beatles son mi grupo favorito pero sus melodías son para mí algo algo sobrehumano.

Bueno, en realidad creo que voy absorbiendo melodías de todos lados! Por ejemplo, en el mainstream hay canciones con melodías buenísimas, Rihanna o Britney Spears tienen compositores muy buenos detrás. Me fijo en cualquier canción, en realidad.

Hoy en día no conozco muchos grupos que hablen de los Byrds o Buffalo Springfield como influencia, sólo Beachwood Sparks, Teenage Funclub, Tame Impala… Pero sí que es cierto que hay mucho pop psicodélico, tipo Animal Collective que me encantan, o Peacking Lights que hacen unas canciones bastante preciosas. Bueno, y luego están Beach House y todo eso… Hay grupos de pop muy buenos.

También hay mucho hype de psicodelicos de la pradera que me parecen muy malos (risas).

¡Gracias por tu tiempo Isa!
Muchas gracias a ti! Gracias por apoyarme siempre. Un beso y hasta pronto.