/Entrevistas///

entrevista con Trono de Sangre

«Viviendo en el momento en el que vives, tienen que salirte letras de mala hostia»
Si hay una etiqueta que defina el sonido de Trono de Sangre esa es "zapatilla", aunque con su reciente LP "La mitad de lo que somos, la mitad de lo que creemos" la cosa va tomando otros matices. Hablamos con la mitad de la banda sobre su presentación del próximo día 14 de marzo en Madrid y de su nuevo disco.
Marzo, 2014
| por Ricardo

Los chicos de Trono de Sangre están entre ese grupo de gente que te encuentras allá dónde algo de tufillo a movida musical en la capital, no tanto quizás sus otros dos miembros Jorge y Fer, pero no toparse con los protagonistas de esta entrevista en cualquier concierto, fiesta o garito relacionado con el mundillo musical independiente es verdaderamente difícil.

Charlamos con David y Héctor hace un tiempo desde la planta baja de uno de esos garitos por los que se dejan ver, y ni siquiera tenían claro desde cuando se conocían. De lo que no cabe duda es de que en 2005 David ya formaba parte de la crew que marchaba de gira con los ya extintos Gone With The Pain, dónde Héctor se desgañitaba a gusto. Con el tiempo pasó de “chófer” de la banda (“alguna hasta con mi coche, quemando el tubo de escape, ¿eh? ¡Qué gracia me hizo!” nos llega a confesar entre risas David) a tocar el bajo con ellos en su última reaparición en Don Benito. Se nota que lo de Trono de Sangre parte más de la amistad y de la naturalidad que de otra cosa, así que por ahí empezamos la conversación.

Más o menos a vosotros dos os tengo ubicados pero con el resto de la banda, con Jorge y Fer, ¿Os conocéis a raíz de que tú David reformases Emerge? ¿O de antes?
David: Sí, a Fer lo conozco por Emerge y a Jorge por Moltisanti que era el grupo de Fer también. Con Fer ya desde 2008 que entró en Emerge y con Jorge más relación de colega desde que hicimos Trono de Sangre, y ahora con los Hardtops...

Como decía no conozco tanto a Fer y a Jorge, pero sé que algo que se nota de vosotros y vuestras bandas es que tenéis un gusto variado y que se os puede ver el pelo en un concierto de metal como en uno de pop.
D: Si, Fer también,¿eh?. Estuvimos viendo a Mucho el otro día, que no pega nada y me flipa. Jorge y Fer también...
Héctor: ¡Se fueron a ver a Steve Vai, tío! (risas)
D: Se fueron al hotel este que tiene un auditorio en mitad de la Nacional 2. Sí, a Jorge lo más popero así es que le flipan los Cardigans, le molan un montón. Pero si, escuchamos de todo. Yo mismo ahora no, pero antes escuchaba bastante rap.
H: Si, de todas formas para coger nosotros un punto en común igual si nos llega en este estilo de música, pero ya te digo que con el tiempo no es la música que más escuchemos precisamente.
D: La mayoría de grupos de hecho que vamos a ver no tienen nada que ver.
H: Salvo que sea un grupo que nos flipe mucho... No solemos ir a ver grupos así del estilo.
D: La verdad que era lo que queríamos hacer, a mi cuando tocaba en Emerge, ya en la última etapa, ya no escuchaba nada que tuviera que ver con eso…

Es verdad, siempre lo había hablado contigo, siempre me decías: "A mí Explosions In The Sky me parecen una mierda". (risas).
D: Pues con Trono de Sangre es igual. "Vamos a hacer zapatilla y a ver que nos sale".  Y ya está.

El EP es de 2011 y vuestro debut en formato largo es de este 2014, ¿Las canciones cuanto tiempo llevan gestándose? ¿Son canciones antiguas lavadas la cara o son todas nuevas desde que Héctor volvió al grupo?
D: Algunas como las dos primeras y "Mona Lisa" son de las primeras de composición. O “Cabezas Borradoras”
H: "Mona Lisa" se empezó a hacer cuando yo me fui… Y con “Cabezas Borradoras” ya no estaba yo.
D: Pues sí, es que algunas empezaron en 2011, las que teníamos hasta ahí las desechamos todas. Y claro en ese tiempo las compusimos, algunas con Rubén que fue el sustituto de Héctor en el año que dejó el grupo. Con Rubén se compusieron 3 o 4 temas, y luego volvió Héctor y acabamos de componer los demás. En realidad la mayoría de los temas, o una buena parte de ellos, se han compuesto en el último año.
H: Se nos dio bastante bien al final... Porqué los dos últimos temas son del mismo mes.
D: En definitiva, si, el 50% del disco están compuesto en el último mes. El otro de antes.

Vamos, que hay muchas canciones en las que Héctor ni siquiera llegó a participar en la composición.
D: Claro, hay cosas. Como tres o cuatro temas... Dos temas enteros o tres, que empezamos ya sin ti y se acabaron sin ti.
H: Eso es, yo me aprendí las guitarras puse algo mío pero hay muchas cosas ahí en las que yo no estaba y ahí siguen.

Por cierto, este disco se edita entre varia gente. Por ahí aparecen Caleiah, Manufacturas Sonoras y también Gran Sol. ¿Cómo es el asunto?
D: Pues el vinilo lo sacan Caleiah y Manufacturas Sonoras y el cd si es por Manufacturas Sonoras solamente. Luego Gran Sol distribuye el CD y el digital.

Así que apostáis por el CD aún en tiempo de escasas ventas (en general y en particular)
D: Yo creo que (esto es una ciencia inexacta, luego no sé...) el CD es muy herramienta de promo de tener un distribuidor y de tenerlo en algunas tiendas. Estar ahí en la estantería como un lanzamiento, pero bueno a ver si lo que nos importa es que se escuchen los temas y que salgan conciertos. Pero que se vendan los CD's  y los vinilos.

Cuéntanos sobre cómo fue la grabación con Koke de productor. ¿Todo fue grabado en su estudio Manufacturas Sonoras?
D: Primero fue en Estudios Reno, tres días, y luego en dos meses (intermitentes) en Manufacturas Sonoras...
Y del Artwork, es todo cosa de vuestro batería Jorge y sus ilustraciones, ¿verdad?
D: Las ilustraciones son de Jorge y el diseño es mío. Y las ilustraciones fue que le pasamos las letras a Jorge y el las interpretó, entonces hay algunas que son un poco cosas concretas por temas y otras algo más genéricas, pero como Jorge es el único que no escribe las letras se las pasamos a ver que le inspiraba. El artwork si tiene el rollo de la parte de las medias naranjas que él hizo, con las caras de un chico y de una chica en el vinílo.

Sobre las letras en este nuevo disco, no sé si es una percepción mía debido a que se entienden altas y claras esta vez, pero parecen algo así como más concretas.
H: ¡Que guay que digas eso!
También muy cabreadas, claro.
D: Hombre es que la mayoría de las letras tienden a eso. Sólo hay una letra que claramente tiene un mensaje positivo. Y como que nos obligamos un poco para decir, vamos a poner una. Que es "Las Huellas del Pianista". El resto...
H: Bueno, y el "Antropólogo Inocente" también es positiva.
D: Si, esa también. Pero las letras en general son todas de mala hostia. Haciendo la música que hacemos pide eso.

Estando en el momento que estamos viviendo, es lo que tiene que salir, supongo.
H: Claro, es que es eso. Un poco viviendo en el momento en el que vives, tiene que salirte de una manera u otra. Por muy contento que estés, es lo que ves todos los días.
D: Si, en realidad se inunda de eso.
H: Que luego realmente nosotros lo dejamos un poco a la imaginación de cada uno, ¿no? No es sobre algo concreto pero queda como algo bastante concreto.

Yo creo que como estamos todos más cabreados ahora es más fácil que nos llegué el mensaje, ¿no?
H: El punto que tiene molón (entrecomillado) tan metafóricas es que aunque parezca que son claras, es que al tener todos el sentimiento común que tenemos de malestar es muy fácil identificarse con eso.

Pues sí, mucho más que con letras de amor. (risas)
D: Lo de escribir al amor en castellano es algo muy muy complicado, independientemente de todo. Me da vergüenza. (risas)
H: Es muy difícil no caer en el horterísmo.

Y musicalmente el disco también me suena algo más pausado, no tan rápido o quizás con más variaciones y matices. ¿Os ha salido sin más?
H: Si, pero no. Porque esto no nos ha salido sin más, está más buscado en nuestro subconsciente... Sabíamos cómo queríamos sonar en cada tema y todo la unidad en general de las canciones. En cuestión de sonido suena más rockero que el EP, pero si nos ponemos a hablar canción por canción hay momentos muchos más extremos. Lo hemos llevado al extremo como para un lado como para el otro. Para delante con todo.

Hombre, es que no es lo mismo hacer un EP de cuatro canciones que un disco largo. Y más con “zapatilla” de por medio.
D: Claro. Con estos temas al tener más ha dejado más espacio también para, ya no sólo estar en lo extremo por un lado y por lado otro, sino también para poder tener un montón de sitios para poder hacer otras cadencias y hacer más cosas.
H: Las canciones del EP son al final las cuatro primeras canciones que hicimos. Es como todo vomitado. Sin pensar en nada, esto entonces evidentemente está todo intencionado, nos conocemos todos...
D: Hemos modificado de hecho mucho los temas en el tiempo, los que forman parte del EP se quedaron poco más o menos como salieron.

Una de las que supongo va por ahí es justo “Saló”, la última del disco, me parece el tema más brillante de todo el disco. Al menos resalta mucho.
H: La última que hicimos.
D: Y deprisa y corriendo...

Tiene un punto bastante distinto al resto al menos.
H: Es que es completamente intencionado. Eso sí que es verdad que cuando teníamos todas las canciones para el disco, Koke nos vino a ver y siempre nos decía que teníamos que tener una canción lenta. Y nosotros pues quieras que no te acostumbras a hacer zapatilla, muchas veces cuando rebajas el tempo te sientes...
D: No te convence. Y encima era el cuarto intento de tema lento, el año que Héctor no estuvo lo intentamos dos veces... Y lo desechamos. Era ponerte y que no funcionaba. Y este tema, no sé porque se dio así...
H: De un riff de Fer fuimos ahí en el local un poco entre todos improvisado.
D: Si muy improvisado...
H: Nos convenció por eso, porque salió todo muy natural. Y luego es yo creo en la canción en la que menos exhibicionismo hacemos de nuestras cualidades...
D: Con ese tema nos obligamos un poco a parar un poco a hacer una estrofa larga, a intentar calmarnos y contar un poco sobre la letra.

Y otra gran novedad es la inclusión de teclados (por Manolo también de Emerge y The Hardtops), algo que creo que aporta algo muy distinto. Algo como que os aleja más de la etiqueta más “screamo-hardcore” a algo mucho más “experimental”, digamos.
H: Una de las ideas de antes de que estuviera yo era de grabar el disco teniendo una instrumentación rica y añadir teclados. Nos tiramos como un mes.
D: No sólo el teclado, hemos metido muchas cosas. Más instrumentación en general.

¿Lo pedían las canciones?
D: Como él decía antes yo creo que como las guitarras eran algo más rockeras, deja más lugar a meter un piano, un Hammond...Y si, debe haber teclado en unos siete temas, en otros temas se notará más o menos, pero es algo así.
H: Este disco nos lo hemos tomado con calma para meter arreglo, que aunque no cambian las canciones le da otro aire y el disco sea más rico.

¿Y cómo es eso de componer en Trono de Sangre, con tanto cambio de ritmo y estructuras complejas?
H: Pues se trata de que cualquiera llega con una idea al local.  Cualquier cosa nos vale como punto de partida.
D: Traer una cosa y entre todos acabarla, bueno, desarrollarla y cambiarla mucho.

¿Y las voces y letras?
H: Eso es siempre lo último. Es incluso lo más natural, sale de manera automática quien canta cada parte.
D: Lo de las voces es algo que encaja siempre muy bien.

Me decíais antes que Koke os invitó a hacer una canción distinta para redondear el disco, ¿Ha estado metido entonces en el resultado final de manera muy directa?
D: Si, ha metido un poco de mano, positiva.
H: Ha ejercido de productor a la vieja usanza.
D: En un par de temas o tres...
H: Sobre todo cosas que no habríamos pensado en la vida.
D: La parte recitada de "Las Huellas del Pianista", eso nosotros no se nos ocurriría en la vida. De hecho Fer cuando se lo propuso le parecía como de vergüenza y nosotros desde fuera veíamos quedaba de puta madre.
H: En ese sentido sí que está bien trabajar con alguien externo, que pueda ver lo que haces con otra perspectiva. Además es guay porque Koke tampoco es una persona que escuche cosas así de nuestro rollo.
D: Te saca más cosas.
H: Más ideas que poder aplicar, ajenas a lo que se espera.

Presentáis el disco ya en Madrid (14 de marzo, sala Siroco), pero no hay plan de tocar mucho más allá, ¿verdad?
D: Ya estamos buscando fechas, pero la idea es sobre para primavera. La idea es girar por toda España así por los típicos centros neurálgicos de conciertos, lo típico de Galicia, Euskadi y tal, molaría ir a Zaragoza, a Pamplona, a Barcelona, iremos a Don Benito ... Y en otoño es la intención lo de irse fuera a tocar por Europa, que tenemos la ayuda de Artur de Wombat de nuestro lado, a ver si podemos mover quince días de tocar lo típico por Alemania, un poco Francia, ... Una gira europea mola, siempre da energía. Aunque luego te quieres matar al día diez (risas).
H: Quieres matar al resto del grupo y te quieres morir (risas).

Hablando del resto del grupo, ¿Podéis hacernos un resumen de con que grupos andáis ahora mismo, justo ahora que volvéis a tener David y tú a Emerge en barbecho?
D: Yo estoy en Hardtops, con Fer también, y Jorge ya no está con nosotros que ahora está Miguel de Nothink. Y Fer no está en ningún sitio más, y Héctor y yo vamos a empezar un poco con Owl Captain como banda de directo de un colega que tocaba en La Casa del Arbol.
H: Yo tengo otro grupo con Adolfo, batería de Juanita y los Feos, y con Nacho, bajista de Muletrain, que se llama Afilador. Y acabamos de empezar, poco a poco. Así rollo post-punk, pero bastante más punk que post. (risas).

Vale. Pues igual es un poco tarde ya, pero como sois los dos gente de la que me fío musicalmente, comentadnos un poco con que discos del año 2013 os quedáis.
D: De 2013, yo es que soy muy repetitivo, de ponerme un disco y darle mucha caña. El de Queens of the Stone Age, que no siendo un grupo del que soy muy fan, me encantó. Mi disco favorito de ellos. Y de aquí el disco de Mucho, le he dado mucha caña, creo que es de este año vamos...
H: Lo que más me ha flipado es el disco de Pharmakon, pero flipado, flipado...Es una experiencia increíble. Denso, y terrorífico. (risas). Y de aquí, Juventud Juché, que me encanta. Y mira que creo que no hacen nada original y que el disco no les hace justicia, pero aun así me parecen de lo mejorcito.

El próximo 14 de marzo de 2014, con Curro Jiménez de teloneros, Trono de Sangre presentan su "La mitad de lo que somos, la mitad de lo que creemos" en Madrid.

Foto del banner por Sergio Albert. Resto de fotos por Marcos Sánchez.