El torbellino teutón

¿Rockeros o entertainers? Los seis de Berlin regresan con nuevo disco bajo el brazo y una gira de reunión que sus fans esperaban como agua de mayo. La banda vuelve dispuesta a conquistar España con su música marcial y su habituales dosis de provocación e incorrección política.
Rammstein son sin duda una de las bandas que mejor han sabido enanchar con el público más jóven en el metal de los últimos años. Capaces de despertar las pasiones de Slipknot y las controversias de Marilyn Manson, por citar dos fenómenos de masas del rock contemporáneo, la banda ha conseguido llevar a las masas un género, el rock industrial que tradicionalmente se ha movido en círculos mucho más underground. Es por ello normal que su regreso a los escenarios cause furor, ya que gran parte de su público ha crecido con canciones como "Du Hast", "Engel", "Sonne" o "Links 2, 3, 4". En pleno aniversario de la caída del muro de Berlín, Rammstein nos visitan para enseñarnos la cara más canalla y escandalosa de la ciudad.

Atrás quedan los años en que Rammstein era un murmullo que sacudía los cimientos del industrial más underground. Con su aura de oscuridad y solemnidad casi militar, llamaron la atención de estrellas del género como Trent Reznor (Nine Inch Nails) y eso les valió codearse con artistas de la talla de David Bowie o Marilyn Manson en la banda sonora de Lost Highway, aclamado film del director de culto David Lynch. Pero aquel brillante "Herzeleid", muy marcado por la electrónica primigenia de Kraftwerk, sería sólo el primer paso del ascenso comercial de la banda.

La segunda oportunidad llegaría con "Sehnsucht", disco que ahondó en la colisión de riffs atronadores y electrónica dura. Una nueva estrella nacía en el firmamento del rock industrial dispuesta a conseguir lo que otros con el mismo sonido no habían conseguido; llegar a alcanzar la fama mundial. Y sino que se lo digan a Laibach, por ejemplo. "Du Hast", que fue incluída en el taquillazo de ciencia ficción que fue Matrix detonó por completo la popularidad de la banda. El público norteamericano se rindió así a las exóticas consignas de estos germanos y cantaron "Du hast mich" al son que Till Lindermann, Richard Kruspe y los suyos marcaban. Tanto fue así que con sólo dos discos editados, apareció el directo "Live Aus Berlin" siendo considerado casi como un disco de estudio más.

La banda continuó consolidándose entre polémicas varias y es que siempre jugaron a romper de la forma más burda posible con los tabúes de la corrección política tan instaurada en un país con heridas abiertas como es Alemania. Les llovieron acusaciones de todo signo que la banda tampoco se molestó demasiado en negar jugando bien sus cartas. Mientras tanto, lanzaron el que muchos reconocen como su mejor disco y cima creativa, "Mutter", donde las melodías se desarrollan y su faceta orquestal dota de dimensiones aún más épicas a su música. Lo presentarían con el nuevamente controvertido vídeo de "Sonne", en el que una perversa Blancanieves esclaviza de múltiples maneras a los Siete Enanitos. A ello le sigue una enorme gira que pasa por nuestro país junto a Clawfinger dejando un gran sabor de boca en sus asistentes.

Años después los berlineses volvieron al redil lanzando dos discos en un coto intervalo de tiempo. "Reise Reise" y "Rosenrot" continuaron con la asentada fórmula del sexteto, sin aportar nada excesivamente nuevo en su equilibrio de rudeza centroeuropea y toques de melodía. Nuevamente la polémica estuvo servida con el single "Mein Teil" que contaba la truculenta historia del canibal alemán que acordó con su víctima darse un festín con su miembro viril. Aunque no decepcionaron a sus fans, parecía que la banda necesitaba un parón para recuperar el pulso creativo. Así lo acabaron haciendo y en cinco años no hemos sabido gran cosa de ellos aparte de un segundo disco en directo, Völkerball.

Ahora vuelven con las pilas cargadas y tras la reciente edición de su sexto disco de estudio, "Liebe ist für alle da", presentado por el pornográfico vídeo "Pussy" se lanzan a conquistar Europa. La gira arranca el 8 de noviembre en Lisboa y pasa por Madrid el 10 de noviembre en el Palacio de los Deportes. el 12 de noviembre en el Pabellón Olímpico de Badalona y por Bilbao el 14 de noviembre en el BEC.

Para estas fechas se acompañan de otro grupo que hará las delicias de quienes gusten de los sonidos del rock industrial más orientado a la electrónica: los noruegos Combichrist.


VIDEO DE PUSSY (versión censurada)



FECHAS DE RAMMSTEIN

10 de noviembre
Madrid (Palacio de los Deportes)

12 de noviembre
Barcelona (Pabellón Olímpico de Badalona)

14 de noviembre
Bilbao (BEC)


ENTRADAS (¡agotadas!)
http://www.encoremusictours.com
http://www.getin.es
ENLACES