/Reseñas///

Reseña: Air - Pocket Symphony

http://feiticeira.org/drupal
Pocket Symphony
6
6.8



Astralwerks/EMI [2007]
Productor: Nigel Godrich y Air
Banda: Jean-Benoît Dunckel y Nicolas Godin (Jarvis,Neil Hannon...)
Poco queda de la parte pop de los Air de su anterior obra en los de hoy en día. Tras su más que colaboración en "5:55" de Charlotte Gainsbourg junto a Jarvis Cocker de Pulp y Neil Hannon de Divine Comedy (que también aparecen aquí), se empeñan en seguir la jugada con su última y esperada obra.

En "Pocket Symphony" hay eso, mucha sinfonía de bolsillo. Sinfonía electrónica y comprimida, repleta de bellos parajes e insinuantes melodías. Ni hablar de mucha melodía pop como en "Talkie Walkie", si acaso mucho más parecidos a sus inicios.
Como decíamos, mucho de "5:55", pero también es normal darse cuenta que no le llega ni a la suela de los zapatos. Parece como sí se hubieran quedado para ellos mismos con un repertorio que aunque es más que aceptable, nos deja un sabor a ajo en su conjunto. Aún así, esos momentos más en la línea de lo que hicieron con la Gainsbourg como "Somewhere Between Waking And Sleeping" o "One Hell of a Party" (atentos a la ristra de sonidos japoneses que sacan) con Neil Hannon y Jarvis Cocker respectivamente o sobre todo las canciones con voz femenina, que tan a la perfección al sonido Air: sirvan de ejemplos "Napalm Love", la bellísima "Mer Du Japon" o el tema estrella, "Once Upon A Time".

El resto del materia naufraga un poco más repleto de temas instrumentales que no van a ningún sitio como "Space Maker" o "Mayfair Song" u otros un poco mas certeros como "Lost Message". Aunque lo peor más bien podría venir en los temas "no instrumentales" que resultan bastante aburridos y planos como "Left Bank" o "Photograph".

Como decíamos, parece que se han dejado poco as en la manga para este "Pocket Symphony", que aunque bellísimo en todo el minutaje y conservando momentos a la altura de su carrera, termina necesitando algo más que pasajes instrumentales repetitivos y sonidos pacíficos. Eso sí, el sonido de piano que sacan les sigue quedando que ni pintado.







   


PUBLICIDAD