/Reseñas///

Reseña: The Big Pink - A Brief Story of Love

http://feiticeira.org/drupal
A Brief Story of Love
8
8.3



4AD [2009]
Productor: Robbie Furze & Milo Cordell
Banda: Robbie Furze & Milo Cordell

Tras dos excelentes singles, Velvet y Stop the World, que los pusieron en el punto de mira de los medios indies más prestigiosos, ya tenemos aquí uno de los debuts de la temporada: A Brief Story of Love de los ingleses The Big Pink, nombre genérico bajo el que se esconde la pareja formada por Robbie Furze y Milo Cordell.

La música facturada por el dúo se sitúa entre coordenadas bastante habituales hoy en día, la de la fusión del pop y/o el rock con la electrónica más o menos bailable, y por tanto, con una fijación especial por la música de la década de los ochenta. En esto siguen patrones similares a los de sus compañeros más oscuros de generación, como puedan ser The Horrors o Crystal Stilts, pero siempre añadiendo un importante cariz pop del que estos adolecen y que se enfrenta a la distorsión propia del noise y al gusto por los arreglos electrónicos que tiran más por lo industrial que por el synth-pop.

Es por ello que The Big Pink suenan también a los noventa, con Placebo, Primal Scream o los U2 más electrónicos en cabeza. Sólo hace falta escuchar la maravillosa Too Young for Love o el nuevo single Dominos para captar las semejanzandas. Ritmos descompasados, guitarras tratadas pero ruidosas, frialdad melódica… el rock industrial es otra faceta importante para los londinenses, en su vertiente más melódica, como bien ejemplifican logros como Frisk, Golden Pendulum o la increíble At War with the Sun, medio tiempo en el que dan el do de pecho y que ya hubieran querido para si Stabbing Westward u Orgy en sus mejores tiempos.

Por medio, encontramos incluso algunas trazas shoegazing, las de la misteriosa Crystal Vision o la propia A Brief Story of Love. Y es que así es este A Brief Story of Love, un apabullante cóctel molotov en el que cabe gran parte del rock alternativo y la electrónica de las últimas décadas, convenientemente agitado para explotar en este caótico presente donde cada vez más la música suena a cosas anteriores. A montones de ellas a la vez para intentar sonar a nuevo. Y los Big Pink lo consiguen, con nota alta y encima con mucha elegancia y personalidad.


   


PUBLICIDAD