/Reseñas///

Reseña: Blink 182 - Greatest Hits

http://feiticeira.org/drupal
Greatest Hits
8
8.2



Geffen [2005]
Banda: Tom DeLonge, Mark Hoppus, Travis Barker
Hace unos meses nos sorprendía la noticia de la separación de Blink 182, el trío californiano que hizo saltar a ritmo de punk-pop a medio mundo en los últimos años. Ahora nos llega este recopilatorio a modo de historia de la banda y epílogo de su legado. Blink se presentaron al público masivo hace unos años con himnos como “All the Small Things”. Para entonces ya habían dejado atrás sus acnurientos inicios con “Buddha”, “Cheshire Cat” y “Dude Ranch”, demostrando ser capaces de componer sólidos himnos intrascendentes pero entretenidos y rebosantes de sentido del humor.

La historia de Blink 182 comienza de forma muy propia con la tensión instrumental de Carousel. Este tema que define a la banda como una versión poppie y adolescente de NOFX abría tanto su primer como su segundo disco. Le sigue M+Ms con una juguetona melodía de primeros amoríos que podríamos decir que tira más hacia Bad Religion más que nada por la voz, no tan chillona. Son buenos ejemplos de que la banda desde su inicio apostó por las dos voces, tanto del guitarrista Tom DeLonge como del bajista Mark Hoppus aunque los mejores resultados llegarían después con la combinación de ellas y una mejor sincronización de los coros.

Un salto cualitativo se observa ya en los temas de “Dude Ranch”, disco que llamó la atención de las grandes compañías discográficas. Con Dammit comienza el camino de los hits. Un temazo de skate punk-pop arrollador donde la banda comienza a sonar compacta. Josie sigue esa línea NOFX-iana, ritmos a piñón, estribillos y coros con un adictivo juego entre las dos voces en el estribillo.

What´s My Age Again marca el radical salto cualitativo, comercial y de producción dado en su famoso “Enema of the State”. Poco malo se puede decir de un tema que ha pasado a ser uno de los más recientes himnos de la adolescencia. La épica "ñoña" de All The Small Things ayudada de un tópico vídeo en que se reían de Britney Spears o los Backstreet Boys fue lo que probablemente más atención recabó para este simpático trío. Lo curioso es que seguro que más de dos personas guardarán algún disco de los agraviados junto a “Enema of the State” en sus estanterías. Adam´s Song es el contraste que demuestra que Blink también sufrían depresiones en su tardía adolescencia.

El repentino éxito fue aprovechado con el lanzamiento de un disco en directo en el que se incluía como bonus track la inédita Man Overboard. En ella atacaron los aires surferos de su California natal y comenzaban a dar síntomas de tener muy asimilada la fórmula para hacer brillantes singles siempre con algún gancho especial. A este siguió otro disco de estudio, "Take off your pants and jacket" en el que el trío explotaba el filón con más amoríos de instituto, entre la candidez y el humor infantil (The Rock Show), pop-punk de chicle (Firstdate) y alguna muestra de madurez en forma de seudo-medio tiempo (Stay Together For The Kids). Se hacían mayores.
Pero la banda dio con uno de sus momentos más inspirados en su última obra, la más variada. La presentaron con el soleado Feeling This y su estimulante estribillo en algún sitio a medio camino de Smash Mouth y Weezer. Pese a la oportunista adopción de una estética gótica por la vía del homenaje a los Cure de "Lullaby" (Robert Smith también colaboró en un tema), I Miss You amplía el espectro compositivo de la banda, beneficiado por este ejercicio de pop melancólico e hipnótico. Down supone un momento más flojo a pesar de su búsqueda por crear atmósferas más complejas, dejando a Travis experimentar con sus baquetas e introduciendo arreglos de cuerda, etc. Pero la banda pierde fuelle al dejar su lado punk apartado, aunque sólo sea por esa velocidad y letras directas que en Always dan paso a algo más emocional y sentido pero menos refrescante.

El bloque final está formado por los extras. Como inédita, está Not Now, que se sirve de las andanadas de Barker. Una canción aceptable que deja un poso bastante melódico como último tema editado de Blink 182. Después llega la más que notable Another Girl Another Planet, que no es composición suya, sino una versión de una serie de televisión en la que intervino el batería de la banda y su novia playmate. Por último, Aliens Exist, exponente de la parte más friki y entrañable de la banda interpretada en una actuación en directo en Los Angeles.

Sin ser cuestión de sublimar la carrera del trío podemos llegar a dos conclusiones. Una, que son probablemente culpables de la infame colonización comercial del punk-pop con unas cuantas bandas posteriores. Y dos, que ninguna de estas ha llegado aún a hacer algo tan excitante como ellos aún. Purismos y rubores aparte, Blink 182 siempre significaron diversión y su buen hacer en ese sentido no es posible negarlo, menos aún tras la escucha de este recopilatorio. Existen bandas imprescindibles y otras obviables pero la carrera de Blink 182 se sitúa en un más que honroso término medio.













   


PUBLICIDAD