/Reseñas///

Reseña: Day of Contempt - The Will to Live

http://feiticeira.org/drupal
The Will to Live
6
6.5



Epitaph [2005]
Productor: Josh Abraham
Banda: Ben Coyte, Dan Smith, Tom Deverix, Simon O'Gorman, Joel Bourne
Hace unos años que empezaron a surgir nuevos géneros en el siempre cíclico panorama del rock. Por un lado, el ascenso de las bandas de un hardcore que cambiaba los ideales del género por un alarde de sentimientos. El emo no era nada nuevo en realidad, pero de pronto se puso de moda con cientos de bandas. Por otro lado el mainstream parecía encontrar un nuevo filón más allá de los lamentos post-grungers; el rock gótico con más o menos fundamento y mucha, mucha pose. Pronto surgieron bandas que pretendían conjugar hardcore y letras sentidas con odas a la oscuridad, rimel y miles de referencias a muertos, fantasmas, corazones y sueños.

En ese parámetro de bandas de hardcore que no renuncian al metal clásico (ni a las melodías más pop) se sitúan Day Of Contempt, llamados a continuar esa estela de artistas que han reventado listas en EE.UU. y van desde AFI y My Chemical Romance hasta Atreyu, Avenged Sevenfold o Death By Stereo. Son pues Day of Contempt una banda condenada al estrellato, dado que su sonido se ha visto dulcificado de un tiempo a esta parte lo suficiente para encajar como teloneros de Good Charlotte o The Used. No me cabe duda de que parte de culpa la tiene el productor Josh Abraham que ha trabajado con gente de éxito en el rock como Weezer, Velvet Revolver, Linkin Park, Orgy o Static-X.

En este sentido hay poco que reprochar a los cuasiperfectos cánones de The Ghost of Tragedy o Salvation Wearing Thing o a las ligeramente más agresivas Close My Eyes y A Million Miles. Melodías hardcore, alguna que otra guitarra más metálica, dulce oscuridad y toda esa aureola épica de que se envuelve el género. Incluso no falta el momentito de piano en Shattered Dreams and Broken Hearts que por cierto cuenta con las apropiadas colaboraciones de Marta de Bleeding Through y de James Heart de Eighteen Visions.

Una vez escuchados los 6 temas del EP podemos concluir que hay buenos temas, con buenas melodías e impecable producción. Pero Day of Contempt distan mucho de tener una personalidad propia, si bien tal vez vengan a perfeccionar un estilo que otros han popularizado. Lo más que se me ocurre decir de ellos para desmarcarlos de otras bandas es... que son de Australia. Y eso no cuenta demasiado, supongo. Es totalmente lícito que Epitaph también haga caja con los estilos que entusiasman al público adolescente, pero particularmente creo que debe haber un puñado amplio de discos por lo menos a la altura de lo que lo que ofrece este EP.






   


PUBLICIDAD