/Reseñas///

Reseña: Disco Las Palmeras! - Nihil Obstat

http://feiticeira.org/
Nihil Obstat
9
8.6



Matapadre [2011]
Productor: Iago Lorenzo
Banda: Diego Castro, Selín Pallares, David Lorenzo

Desde Galicia, Disco Las Palmeras! están llamados a ser la nueva sensación del indie-rock español. Al menos su primer largo "Nihil Obstat" les ratifica como una de las bandas más en forma de este cruce de indie/shoegaze noventero y post-punk ochentero con elementos de kraut y noise. Son gallegos, como Triángulo de Amor Bizarro y con estos comparten el amor por el ruido, las letras arriesgadas (y la obsesión eclesiástica) y una componente muy oscura que les pone en un universo muy al márgen de lo que entendemos por "indie" en este país.

Para empezar, con ritmo kraut, "La Casa Cuartel" narra un atentado evocando toda la paranoia y confusión de un suceso así. Le sigue "A los indecisos", siniestra y afilada y es que el trío no se anda con rodeos, pese a recrearse en el ruido, los ambientes, el shoegazing, el reverb y demás, sus canciones son directas y agresivas en lo musical y esto lo conjugan con una voz melódica y alienada, sin apenas inmutarse. Las letras parecen ilustrar un desencanto político y social, la disconformidad desde un punto de vista nihilista y la conciencia de la ratonera en la que vivimos.

Aunque siempre rayado y emborronado, el pop y el punk melódico se impone en temas como "Desde hoy perfecto", "No Lugares", "Los Economistas" o "Me la Jugásteis en China", tan herederos de una influencia primordial que a nadie se escapa; My Bloody Valentine. Su obsesión por la distorsión y los pedales de efectos es tal que ni siquiera utilizan bajo, sino que una de sus guitarras está modificada con una cuerda de bajo para lograr ese efecto. Aunque su vertiente punk marca mucho la propuesta, tienen algún momento relajado y por ejemplo, con toda la maestría de los de Kevin Shields nos ponen a flotar en Estados Emocionales (Y Vaticanos).

Parecía que íbamos a hacer una reseña de un grupo de indie-rock español sin hablar de Los Planetas, ¿eh? Lo he intentado, pero es poco menos que imposible no recurrir a los granadinos a la hora de reseñar "Testigos de Dios", ese catárquico shoegaze que cierra el disco con grandes sensaciones melódicas. Antes nos los habrán sugerido en la orgía de melodía y ruido espacial de "Del miedo a mis viajes" aunque se nos antojan más próximos en general a la propuesta hipnótica y envolvente de Nudozurdo.

Respecto a Triángulo de Amor Bizarro, es una comparación recurrente que no debe ser lastre en ninguna forma. Porque más que influencia de sus coetaneos, lo que comparten son claras raíces como las citadas o Spacemen3, The Jesus & Mary Chain, Stereolab o los más vigentes A Place to Bury Stangers, aparte de algo de la rítmica de Joy Division ("Los nuevos Nihilistas") o Neu!. Y también comparten buenas cualidades, la de ser capaces por igual de hacer melodías pop arrebatadoras que su inconformismo les lleva a ensuciar hasta convertir en una experiencia intensa y salvaje para los oídos.


   


PUBLICIDAD