/Reseñas///

Reseña: John Talabot - ƒIN

http://feiticeira.org/
ƒIN
9
8.5



Permanent Vacation [2012]
Banda: John Talabot (Pional, Ekhi Lopetegi)

John Talabot es un DJ y productor barcelonés que, por simplificar, emerge del ámbito de Delorean. Al menos, le conocimos gracias a codearse con ellos y ahora que ha editado largo, le ha llegado a él el turno del reconocimiento internacional. Uno siempre trata de ser lo más crítico posible ante la, a veces aleatoria selección de quién vale y quién no en esto de la música. Pero muchas veces es tan sencillo como coger un disco, escucharlo y que se te desvanezca toda suspicacia. Al igual que tuvimos que hacer con Delorean, pese a que estos les seguíamos la pista de mucho antes, pues si, el lobby del indie estadounidense ha vuelto a acertar con la última sensación de la electrónica mediterránea.

Y para que quede claro lo al margen que las virtudes de John Talabot están del mérito de los guipuzcoanos, la canción en la que colabora Ekhi Lopetegui resulta, casualidad o no, de lo más inane del álbum, tal vez por el excesivo protagonismo vocal. Y es que el mayor encanto del disco se le encuentran a instrumentales que dicen tanto como "Oro y Sangre", donde cada percusión, melodía e incluso ese grito sampleado están en su sitio arrojando un resultado tan adictivo como amable. Esa electrónica cálida, tan cercana lingüísticamente al pop y sin embargo alejada del toque hortera que muchas veces el choque de estos universos ofrece, es la clave de una música "de baile" apta para casi cualquier ocasión.

Algo sospecho que tiene que ver en este talento el hecho de que el propio Talabot haya reconocido no saber de música, de modo que su composición intuitiva entronca con el punk y otros lenguajes que han hecho a la música evolucionar a base de romper u obviar cánones. La cuestión es que el productor, con ese origen claro en el house, amplía el espectro manteniendo el patrón del uso obsesivo del sampling con el que consigue atmósferas con real gancho y riqueza ambiental. Así ocurre desde el amanecer en la jungla de "Depak Ine", pero es que con "El Oeste" nos demuestra que tiene paciencia para crear climas hipnóticos y no hay ninguna necesidad de hacerlos estallar. Más tarde con "Last Land" te hace un collage a trompicones de aires hip-hop en uno de los momentos más gloriosos del disco, que dejaría maravillado a Robert Del Naja. Como le pasaría por ejemplo a Moby con "When the Past Was Present".

En estas lides, su compañero de sello Pional se revela como un gran aliado, contribuyendo a dos temas fundamentales, no sólo porque destaquen gracias a la inclusión de voces. La primera es "Destiny" que es sin duda el gran single, con un groove marcado por potentes bajos, sintes psicodélicos y envolventes capas vocales. La otra, "So Will Be Now...", más machacona y portadora de un sampling de soul repetitivo, de los momentos más puramente de club. Y es que Talabot abandona la artillería house de sus primeros singles en beneficio de un disco que fluye como la seda.

En definitiva, fIN es un disco al que sin duda los amantes de la electrónica sacarán un jugo y probablemente quienes vengan del pop y el rock otro muy distinto. Pero si algo tiene del universo del rock, es la sensación de disco unitario, de viaje y no de sucesión de tracks. En resumen, uno de esos discos que continúa justificando que las fronteras musicales se hayan derribado o quizás deberíamos decir derretido.


   


PUBLICIDAD