/Reseñas///

Reseña: Linkin Park - Meteora

http://feiticeira.org/drupal
Meteora
6
6.0



Warner [2003]
Productor: Don Gilmore & Linkin Park
Banda: Bennington, Shinoda, Delson, Farrell, Bourdon, Hahn
Estilo: nu metal
El segundo disco siempre es una difícil prueba para un grupo, sobre todo si el primero significó una auténtica explosión comercial consiguiendo que un supuesto genero minoritario llegue al gran público consumidor de radiofórmulas. Este es el caso de Linkin Park una banda que cuando visitó nuestro país recién editado su debut y acompañando a Deftones y Taproot no conocía ni Dios por aquí. Claro que dos días más tarde eran lo más de lo más y no precisamente a causa de lo bien o mal que estuvieran en directo, sino a la masiva campaña publicitaria que apoyaba un disco numero 1 en USA. Hay que reconocer que Hybrid Theory era un álbum fresco, inmediato y pegadizo. Todas estas cualidades acompañadas de una producción impecable posibilitaron su ascenso al trono del nu-metal más accesible.

Lo que pasó después es historia conocida. Aprovechando descaradamente su éxito sacaron un álbum de remezclas sin demasiado interés, con lo cual se ganaron nuevas antipatías. Ahora, tres años después regresan con un disco totalmente deudor del primero que probablemente pase con menos gloria ante el público masivo y cuente con la desaprobación de la mayor parte de sus fans iniciales. Y esto pese a paradójicamente ahondar en los sonidos ya explorados en su primer álbum en vez de ablandarse como era previsible. Y es que tal vez este Meteora escuchado sin haber machacado previamente el Hybrid Theory pueda sonar tan innovador como aquel en su día. En general es posible que sea un disco incluso algo más duro y con mayor presencia electrónica, (lo que no quiere decir más impactante) y con temas igual de concisos o más.

Los temas a destacar quedan claros a la primera escucha y en este caso no hay trampa ni cartón. Son los que perduran tras oír el álbum varias veces y las que te impulsan a pasar de canción hasta que llegan. La más obvia es Faint, una de las más cañeras del disco y single potencial, donde aunque el juego de voces combinadas queda muy efectivo, todo descansa sobre las pegadizas bases de DJ Hahn. También destaca Breaking the Habit, con un extraño ritmo deudor del ska a base de beats de electrónica ochentera y donde Chester Bennington se cree Robert Smith. Se agradece la ausencia total de Mike Shinoda en esta canción, ya que el rap suele constituir uno de los elementos más redundantes de la propuesta de la joven banda. De todos modos, el rapero tiene su momento clave en la igualmente pegadiza Nobody´s Listening donde Bennington sólo se ocupa del estribillo. De nuevo, la base de Hahn es la que da vida al asunto. En este sentido la exhibición que supone Session sin ser gran cosa, aporta interesantes atmósferas que descansan el oído del público.
Entre los temas más insoportables se sitúa Easier to Run, una especie de balada al estilo de lo que podía ser Crawling solo que mucho más cursi y que en realidad aquí recuerda más a N Sync que a Depeche Mode. Lo mismo puede decirse de From the Inside y es que LP no convencen nada cuando se ponen entre épicos y melancólicos. En este caso Numb que cierra el disco, aparte de pecar de este defecto, recuerda decaradamente en el aspecto vocal a la que hiciera lo propio en el Hybrid Theory, Pushing Me Away.

El resto, temas efectivos, casi todos susceptibles de ser single y unos cuantos lo serán. Como Don´t Stay que abre el disco tras la intro, o Somewhere I Belong con una estructura que remite en demasía a In The End con esos susurros puntuales de Bennington fundidos con los alegatos de Shinoda. Es cierto que esta es mucho más cruda, pero desde luego ni se acerca a los niveles de One Step Closer. La mayor gracia de Lying For You son de nuevo los ritmos hip-hoperos que aporta el DJ, haciendo un tema bastante llevadero con un estribillo adhesivo y culminando en un desgañitamiento del Chester. Hit the Floor es un corte que comienza bien, pero acaba cansando por monótono. Figure 09 es otro tema aceptable que comienza muy electrónico y que discurre sin sorpresas, salvo nuevos calcos respecto a dejes del Hybrid.

Resumiendo, más de lo mismo, pero menos contundente y sorpresivo. Los fans acérrimos lo disfrutarán de lo lindo, mientras el resto invertiremos mejor nuestro tiempo dedicándonos a escuchar otras cosas, que el panorama musical es extenso y siempre será mejor descubrir algo excitante que regodearnos en lo que ya conocemos de sobra.









   


PUBLICIDAD