/Reseñas///

Reseña: Placebo - Meds

http://feiticeira.org/drupal
Meds
8
8.0



Astralwerks [2006]
Productor: Dimitri Tikovoi
Banda: Brian Molko, Stefan Olsdal, Steve Hewitt
Cuando “Nancy Boy” comenzó a aparecer con cierta frecuencia en las radios europeas, parecía que Brian Molko y su banda iban a tener un futuro poco halagüeño y estaban destinados a ocupar su rinconcito en ese temible terreno llamado “One Hit Wonder Land”. Pero extrañamente, los hits y los discos comenzaron a acumularse y el grupo no desaparecía absorbido por las tiránicas exigencias del mainstream, sino que aumentaba su calidad y concretaban su ya característico sonido hasta alcanzar un gran éxito de ventas y también crítico, que ha continuado hasta día de hoy. Así, aunque quizá su cenit creativo fue alcanzado hace ya tiempo, en la época “Without You I’m Nothing”“Black Market Music”, su nueva obra de 2006, “Meds”, es un disco muy notable, por encima de la media me atrevería a decir y con algunos de los mejores momentos del grupo británico.

En cuestiones de sonido, la cosa no ha variado mucho de lo ofrecido en sus anteriores discos. Quizá lo más resaltable sea un uso más inteligente de la electrónica, elemento que más tarde o más temprano estaba cantado que tendría un papel importante en la música del grupo. Siempre habían aparecido pinceladas electrónicas en sus anteriores discos (los singles “Pure Morning” o “Taste In Men”), pero fue a partir del algo irregular “Sleeping With Ghosts” que se ha hecho bastante predominante. Esto no quiere decir que el disco esté repleto de samplers y bases sintéticas, sino que elegantes detalles y matices se entretejen e integran con su tradicional y característico pop guitarrero.

El sello Placebo es palpable en casi todas las canciones del disco, ya sean las más guitarreras, las más lentas o las que poseen un aire más experimental. Y es esta última parte quizá la más interesante de “Meds”, en la que Placebo intentan llevar un poco más allá sus horizontes sin abandonar lo (bien) conocido. “Space Monkey” se antoja como el tema más arriesgado del disco, un tema que parece compuesto por Trent Reznor, con una base industrial como hilo de la melodia y un Brian Molko recitando oscuros pasajes, para unirse a un estribillo típico de la casa, pero no por ello menos excitante. “Blind” también puede enmarcarse en este ámbito de búsqueda de nuevo sonidos, pero de un modo más pausado e introsprectivo, menos oscura que la citada “Space Monkey” y sazonada con esa “teenage angst” que sigue cubriendo gran parte del espectro compositivo de Molko. “In The Cold Light Of The Morning” es otro de los puntos fuertes del disco, un inquietante tema acústico pero realzado gracias al etéreo uso de las atmósferas sintéticas, que le dan un aire bastante lúgubre a un tema ya de por sí desconcertante en su temática (la pérdida de identidad al volver por la mañana de una noche de fiesta vaya). Mención especial merece “Infra-Red”, que aunque también puede considerarse un avance en el sonido de Placebo (sobre todo por su marcado ritmo electrónico), en el fondo es un hit revienta listas (y pistas) gracias a su explosivo estribillo. Una vez más de lo mejorcito que han compuesto estos chicos.
El resto de temas, a pesar de estar adornados con algunos matices novedosos, son más propios de los Placebo de siempre. Así, “Follow The Cops Back Home” y “Pierrot The Clown” son dos bonitos medios tiempos de los que tan bien sabe hacer la banda y que siempre están muy presentes en sus álbumes; mientras que la propia “Meds”, “Drag”, “Because I Want You” y “Song To Say Goodbye” son los característicos arranques guitarreros que Placebo llevan componiendo desde sus inicios, algunos de ellos de gran calidad como el último mencionado, primer single del disco si no me equivoco. En tierra de nadie nos encontramos casos especiales como los de “Broken Promise” (con Michael Stipe como segunda voz), “One Of A Kind” y quizá “Post Blue”, ya que se quedan a medio camino entre el rock más ortodoxo y las metas más experimentales que se palpan más claramente en las canciones expuestas anteriormente.

Como siempre ocurre en Placebo, no todo son aciertos y hay un par de temas o tres (la citada colaboración con Michael Stipe, “Broken Promise”, y “Because I Want You”, extraña elección como single en algunos países) que hacen que el álbum se resienta un poco, pero las canciones ganadoras son mayoría y hacen de “Meds” otro álbum notable en la ya asentada carrera de Placebo. Y espero que siga así por muchos años más.







   


PUBLICIDAD