/Reseñas///

Reseña: Shake Before Use - Shake Before Use

http://feiticeira.org/drupal
Shake Before Use
7
7.4



Arindelle [2008]
Productor: Jesus Rodríguez de Medina, Alan Douches
Banda: Jorge Sanz, Pablo Sanz, Alberto Curtido, Jesus Rodríguez
Shake Before Use es un nombre que lleva años sonando en los reducidos círculos del indie-rock nacional. Ese género siempre menospreciado en España, ni lo suficiente duro para atraer audiencias metálicas, ni lo suficientemente superficial para entrar en la secta del indie (o lo que hoy llaman así) molón. Shake Before Use provienen de Jerez, ciudad que es imposible citar sin acordarnos de sus vecinos GAS Drummers que además se mueven por territorios no muy distantes.

Así, la cosa abre al cálido ritmo llevadero de la postgrunge (en el sentido más 'foo' del término) "Welcome", con algo también de los primeros Radiohead. Pero pronto todo se acelera y las guitarras se enrarecen en pos de un sonido que Aina hicieran famoso. Y es que "Elephants Play Football" es claramente un tema de la escuela de los barceloneses, tendiendo puentes entre el indie y el hardcore, melódico que no inofensivo.

En "Rubik's Cube" toman el camino de la cabezonería rítmica que los enlaza con los Queens of the Stone Age de "No One Knows", aunque más cuaja la comparación con los escoceses Biffy Clyro, por la combinación de pop, pinceladas de rareza y grandes riffs. Y hasta aquí las comparaciones, no porque en el resto del disco no salgan a relucir, sino porque son más o menos las mismas.
En efecto, Shake Before Use practican un rock alternativo con un paso en el presente, pero otro, muy firme en mediados de los 90. Pero sin embargo hay en ellos algo agradable, entrañable y es el aroma que desprende un grupo que ha crecido con el sonido que practica en vez de hacer revivalismo descarado.

Así los de Dave Grohl, amén de otras bandas como Samiam, son referenciados con fidelidad (My Big Solution) o cuestionados por un sonido más noise (Obsolete Reticence) o hardcore (Scrabbling in the Dust), con instrumentación mas enrevesada casi siempre (Ridiculous), atmósferas contaminadas (Adrift Boats) e incluso algo de juego jazzie sin salirse de su estilo (Paralyzing Brown Eyes).

En fin, que incluso buscando las vueltas al asunto, Shake Before Use no deja de ser un grupo de rock sin miedo a los estribillos, aspecto en el que deberían trabajar un poco más para despuntar del todo. Por el momento, a quién resulten sugerentes los referentes citados, que no deje de escuchar este homónimo de un grupo que no es precisamente debutante.









   


PUBLICIDAD