/Reseñas///

Reseña: Sigur Rós - Hvarf/Heim

http://feiticeira.org/drupal
Hvarf/Heim
7
7.7



XL/EMI [2007]
Productor: Sigur Rós
Banda: Jón Bór Birgisson, Kjartan Sveinsson, Georg Hólm, Orri Páll Dýrason
Acompañando al estreno de “Heima”, documental que sigue a la banda mientras ofrece varios conciertos a lo largo y ancho de su Islandia natal en lugares de lo más variopintos (el aula de un colegio, una fábrica, un valle…), nos llegan estos dos eps, “Hvarf” y “Heim”, unidos bajo una misma causa y mismo formato; recopilatorio de rarezas y versiones actualizadas de temas antiguos el primero, y de grabaciones acústicas el segundo, que la banda ha ido acumulando a lo largo de los años y que hasta este momento no habían encontrado lugar para su edición.

Podríamos considerar este lanzamiento como un mero complemento promocional a la película o como un entremés que haga más llevadera la espera del sucesor del excelente “Takk”. Pero por suerte, Sigur Rós siguen siendo una banda íntegra y la música aquí contenida tiene calidad, aunque en definitiva sólo nos encontremos con 3 nuevos temas y todos los demás ya haya aparecido en discos anteriores.

Escuchando ya cada uno de estos dulces hermanos por separado, no es difícil imaginarse los temas inéditos que aparecen en “Hvarf” incluidos en cualquier álbum del grupo.”Salka”, y sobre todo “Hljómalind” e “Í Gaer” podrían sin problemas convertirse en futuros clásicos (el primero ha sido elegido single del disco, mientras que el segundo ha sido utilizado en el trailer del documental antes mencionado). En contra, se puede achacar a las nuevas versiones de “Von” y “Háfsol” que no cambian en exceso respecto a las originales y que su “reinterpretación” puede considerarse como algo gratuito, a pesar de que indudablemente son grandes temas.

Algo parecido sucede con las versiones acústicas que nos encontramos en “Heim”. El tema proveniente de su debut (de nuevo la propia “Von”), los dos de “Ágaetis Byrjun” (“Starálfur” y la homónima “Ágaetis Byrjun”), los de “( )” (“Samskeyti” y “Vaka”) y el tema final de “Takk”, “Heysatán”, mantienen todas sus cualidades pero realmente no ofrecen nada nuevo; aparte de disminuir un poco la épica y acentuar la melancolía gracias al mayor uso del piano y la guitarra acústica.

Pero es que realmente creo que no entra entre los objetivos de estos dos pequeños álbumes el dar a conocer grandes cantidades de nuevo material ni el sonar diferente a lo ya escuchado en ocasiones anteriores. Simplemente son un recordatorio de por qué tan peculiar grupo surgido de tan remoto país ha conseguido hacerse un hueco entre los grandes sin hacer concesiones de ningún tipo a otros estilos más accesibles. La respuesta, evidentemente, está en la música.










   


PUBLICIDAD