/Reseñas///

Reseña: Sleigh Bells - Reign of Terror

http://feiticeira.org/
Reign of Terror
7
7.3



Mom+Pop [2012]
Productor: Derek Miller
Banda: Derek Miller, Alexis Krauss

‘Treats’, el debut de Sleigh Bells, supuso una grata sorpresa dentro de la escena independiente; siempre buscadora de, si no nuevos sonidos, al menos sí nuevas reinterpretaciones de géneros ya conocidos. El dúo formado por Derek Miller (ex-Poison the Well) y Alexis Krauss ofrecía en su caso lo segundo: una fresca mezcla de pop electrónico combativo a lo Crystal Castles o M.I.A. que colisionaba con inesperados guitarrazos hardcore que convirtieron a la pareja en adalides de lo ‘cool’.

Dos años después del hype, vuelven con ‘Reign of Terror’ y la difícil tarea de revalidar su efímero sonido, que ya desde un primer momento olía para muchos a moda pasajera. Pues bien, ni este segundo álbum es un fracaso ni es un triunfo de la rotundidad de su debut. Simplemente es un buen disco, a veces fallido, a veces interesante, pero que en conjunto adolece las más de las veces de la garra y la inmediatez de su predecesor, únicas bazas que podían mantenerlos en la primera línea de la modernidad.

Y eso que parece que quieren seguir dando guerra con la falsa intro en directo “True Shred Guitar”. “Born to Lose” también parece arrollar todo a su paso, pero desde un principio vemos una relajación en las formas: desde la vocación (aún más) pop de las voces de Alexis a los riffs de Miller, colocados de manera más evidente y menos ‘molesta’. Así que, a pesar de algún que otro violento loop y la electricidad, el término ‘medio tiempo’ se hace peligrosamente presente.

Y, pese a quien le pese, es este tono el que marca el resto del disco, cuando antes fue la excepción (“Rill Rill” en su debut). Hay aciertos que nos recuerdan el potencial de la banda, como “Crush” y, sobre todo, el enorme single “Comeback Kid”, pero casi todo lo demás está compuesto por temas no diremos desganados, pero si quizá demasiado relajados para lo que se esperaba de ellos: “Leader of the Pack”, “Road to Hell” o “Never Say Die”, por poner algunos de los mejores ejemplos.

En conjunto, la nota de este ‘Reign of Terror’ es, como apuntábamos, positiva, pero dicho título dista de indicar lo que realmente contiene: unas once canciones en general bastante inofensivas, donde la distorsión se va diluyendo en favor de unas melodías que, en su mayor parte, no alcanzan altas cotas. Disco irregular, lo que para un segundo trabajo, a estas alturas, significa rápida corrección en el tercero o riesgo de olvido. Esperemos que sea lo primero.

 


   


PUBLICIDAD