/Reseñas///

Reseña: VV/AA - WE'RE A HAPPY FAMILY: A Tribute to Ramones

http://feiticeira.org/drupal
WE'RE A HAPPY FAMILY: A Tribute to Ramones
7
7.5



Sony [2003]
Productor: Nombre del Productor
Banda: U2, Rob Zombie, RHCP, Tom Waits, Pearl Jam, Kiss, Green Day
Estilo: rock
Las grandes estrellas del rock solamente son inmortales en nuestra memoria y también les llega su hora, como al resto de seres humanos. Nos encontramos en una época en la que los grandes héroes (o antihéroes, más bien) del punk van cayendo. Así lo ha hecho recientemente Joe Strummer e igualmente le sucedió hace cosa de un año a Joey Ramone, vocalista de los influyentes Ramones. Y como era de esperar, la expresión mercantilista no se ha hecho esperar demasiado, para uno de los grupos cumbres de la movida punk. Podemos criticar a la compañía por su oportunismo descarado cuando el grupo lleva disuelto tantos años, pero si este tributo no se hubiera llevado a cabo nos habríamos perdido uno de los discos más divertidos y disfrutables de comienzos de año y lo que le queda. El culpable de todo, Rob Zombie que al parecer se encargó de hacer la selección de las bandas participantes.

El disco funciona a modo de fiesta continua, de celebración del genio y la sencillez, de la ingente cantidad de composiciones que nos han legado los Ramones en sus diferentes etapas. La verdad, que la conflagración de estrellas que recopila el disco lo tenía bien fácil; es ardua tarea que el resultado sea malo partiendo de cualquiera de estos himnos. Respecto a la fidelidad o no a los clásicos hay de todo. Ahí tenemos por ejemplo las previsibles versiones de Offspring y Green Day de los temas I Wanna Be Sedated y Outsider respectivamente, que como era de esperar apenas alteran el sonido de una banda que quizá haya sido la más crucial en sus carreras musicales. Dos temas frescos y directos de los Ramones que conservan todo su espíritu bajo otras voces. Dentro de la cercanía a los clásicos podemos destacar también Beat on the Brat, interpretada por U2, una canción muy simple que toma nuevos matices con la delicada voz de Bono, firmante según la leyenda de la última canción que escuchó Joey antes de fallecer.

Las luminarias del rock de máquinas se muestran menos fieles al sonido Ramones. Es el caso del Blitzkrieg Bop que versionea Rob Zombie con un resultado divertido, pero que no llega al original. Más curioso es lo que hace Marilyn Manson, que literalmente destroza el The KKK Took my Baby Away, que pierde todo rastro de power-pop y toma forma de inquietante y siniestro medio tiempo de electrónica analógica. No deja de ser interesante que la versión de Garbage del I Just Wanna Have Something to Do, sea de lo mejor que hemos escuchado en años de la banda, tal vez porque se dejan de electrónica superflua y Shirley Manson retoma el más puro estilo riot grrl durante escasos dos minutos, haciendo una refrescante versión afín al clásico que se revela como de las más potentes del disco.

Otro de los grandes atractivos del disco es la doble participación de Eddie Veder junto al combo de punk bestia, Zeke. Son las recreaciones del I Believe in Miracles y el Daytime Dilemma (Dangers of Love). Una química que funciona y que demuestra una vez más la versatilidad de un Veder que convierte en oro todo lo que roza con su afectada voz. Sin duda la primera canción citada es una de las versiones más apoteósicas del álbum y la segunda mantiene el nivel. Otros grandes del punk actual que no podían faltar son Rancid, con la emblemática Sheena is a punk-rocker, que aceleran aún más convirtiéndola en un frenético pelotazo de mala leche punk-rock como la canción requería. Y uno de los temas más sorprendentes y que rompen la tónica, la irreconocible versión de Return of Jacky and Judy con la voz de Tom Waits retorciéndola a modo de garage-punk y blues vagabundo.
En lo que a dinosaurios del rock se refiere tenemos a Metallica con el 53rd and 3rd en el que la banda muestra su lado más punk con un registro de Hetfield que se intenta acercar al punk en clave Johnny Rotten (o eso o está ya bastante cascado) y la banda coreando en plan gamberro. También nos encontramos a los reyes del maquillaje, Kiss que no desentonan con una versión bastante fiel del Do You Remember Rock´n´Roll Radio en la clave festiva propia del original. Red Hot Chili Peppers reconvierten el Havanna Affair a los devaneos retro de su último disco, con coros, sintetizadores analógicos y demás. Muy etérea y preciosista, pero creo que difiere demasiado del espíritu ramoniano como para ponerla abriendo el disco. Menos gracia hace lo de los Pretenders que se marcan una versión reposada de 4 minutos y medio del Something to Believe In que crea una cierta sensación de aburrimiento dentro del conjunto del disco.

Para cerrar el disco tenemos una versión incorporada a última hora del Today Your Love, Tomorrow the World, que interpreta John Frusciante, con su peculiar voz desafinada y unos coros brillantes. Un tema romántico y esperanzador al que aporta un halo místico y que nos deja un buen sabor de boca, porque la resaca tras escuchar temas de los Ramones no es tal. Un homenaje pues, merecido y efectivo a uno de los grupos más influyentes de la historia del rock, ya que como se pone de manifiesto, extendieron sus tentáculos en todos los ámbitos de la música popular desde entonces. De todos modos, habrá que estar atentos a los previsibles homenajes de carácter más underground. Ah, parte de los beneficios van para una asociación neoyorquina de ayuda a los enfermos de linfomas, causa de la muerte de Joey, que en paz descanse.









   


PUBLICIDAD