/Reseñas///

Reseña: Young Gods, The - Super Ready/Fragmente

http://feiticeira.org/drupal
Super Ready/Fragmente
7
7.7



Ipecac/Pias/Muve [2007]
Productor: Roli Mosimann & The Young Gods
Banda: Franz Treichler, Al Comet, Bernard Trontin
The Young Gods son, con el permiso de Celtic Frost, la banda más conocida proveniente de la (de vez en cuando) neutral Suiza, y una de las bandas de culto más respetadas dentro de la escena industrial, e incluso fuera de ella. Los de Franz Treichler llevan más de veinte años mostrando su punto de vista de lo que es el rock tecnológico y la música experimental, creando una elitista legión de seguidores entre los que se encuentran David Bowie (¿es que este señor es fan de todo el mundo?), Mike Patton o el propio guitarrista de U2, The Edge.

Con este nuevo disco, los ya no tan Jóvenes Dioses han decidido confiar de nuevo en las guitarras para alejarse de su peculiar acercamiento a la electrónica más comercial de "Second Nature" o al ambient de "Music For Articial Clouds". Sin encontrarnos ante un nuevo "L'Eau Rouge" (su obra maestra), podemos decir que a día de hoy el grupo rockea, aunque sigan prefiriendo generar riffs mediante sintetizadores antes que afinar unas cuantas cuerdas.
De esta forma, la cosa comienza con "I'm the Drug", probablemente el tema más directo que han grabado desde la lejana época de "T.V. Sky" y sigue endureciéndose con "Freeze", de lo mejor del disco. En "C'est quoi c'est ça" y "El Magnifico" (pero que cosmopolitas que son) dejan entrever unos tímidos sintetizadores pero aún así el rock sigue siendo protagonista, hasta que llegamos a "Stay With Us", radical giro sonoro en el que nos encontramos con un viaje folk-electrónico de cadencias muy místicas.

A partir de aquí no vuelve a haber sobresaltos y todo sigue más o menos como en los primeros temas, en un continuo mano a mano entre el rock y la electrónica y en el que gana con margen el primero, quedando la segunda relegada a la mera secuenciación de ritmos y producción de enriquecedores detalles, sin llegar en casi ningún momento a los hipnóticos pasajes a los que nos tenían acostumbrados en su última etapa. Destacan la propia "Super Ready/Fragmenté" y la apabullante "Everythere", otros dos momentos clave de un disco que vuelve a demostrar que The Young Gods siguen siendo un grupo a tener en cuenta y que, dentro de la escena industrial, normalmente los maestros superan a sus discípulos en calidad y longevidad.





   


PUBLICIDAD